Gareth Bale | EFE

“Bale tiene una oferta”. Y es tan bestia que Florentino Pérez no sabe qué hacer

stop

La propuesta sorpresa al delantero galés que revoluciona el Real Madrid

17 de junio de 2019 (10:38 CET)

No es ningún secreto que Gareth Bale no cuenta para Zinedine Zidane. El galés es uno de los descartes del míster. Y el propio delantero lo sabe de primera mano. El técnico se lo ha dejado muy claro en incontables ocasiones. Y el que ZZ no le diera a Gareth ni un solo minuto en el último partido de Liga para que se despidiera de la afición deja clara la animadversión que el francés le tiene al británico.

De hecho, Zidane le ha pedido a Florentino Pérez encarecidamente que se deshaga del atacante cuanto antes. Le ha exigido que esté fuera del club para cuando comience la pretemporada. El entrenador no quiere bajo ningún concepto que el crack se mezcle de nuevo con el resto de jugadores de la plantilla.

Sin ofertas a la altura por Bale

Sin embargo, tal y como reconoció Florentino en una entrevista en Onda Cero, por el momento no existen ofertas en condiciones por el delantero. Al menos no que satisfagan al presidente. Florentino no quiere regalarlo. Está dispuesto a aceptar menos de los 100 millones de euros que le costó su fichaje al club, pero tampoco lo dejará marchar a cualquier precio.

Gareth Bale

En este sentido, Bale quiere mantener su elevada ficha, y sus pretendientes no están dispuestos a pagar lo que quieren el jugador y el presidente. Y una de dos: o no gustan al jugador o no convencen al dirigente.

La oferta sorpresa a Bale

Sin embargo, en las últimas horas ha llegado a Chamartín una nueva propuesta inesperada y que abre un nuevo escenario. “Bale tiene una oferta”, avisan en la planta noble del Santiago Bernabéu.

Según The Sun, esta llega del Bayern de Múnich y, sorprendentemente, no es de compra, sino de cesión. Parece que la fórmula que han seguido con James Rodríguez les ha gustado a los alemanes y están dispuestos a repetir la operación con el de Cardiff.

De esta forma los germanos tendrían un efectivo de primera línea si haber tenido que pagar un precio estratosférico mientras el Madrid recibiría lo suyo con la garantía de que en uno o dos años, dependiendo del acuerdo al que llegue volverían a contar con sus servicios para reciclarlo o venderlo. Además, en el Bayern sí tendría minutos, lo que amentaría las oportunidades de encontrarle una salida a su vuelta a la capital.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad