Gareth Bale | EFE

Bale tiene un problema: “40 millones y al Real Madrid”. Y es el último capricho de Florentino Pérez

stop

El delantero galés tiene una nueva amenaza

13 de octubre de 2018 (10:20 CET)

Las jóvenes promesas no le pasan desapercibidas a Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid anda siempre muy pendiente del mercado y no pierde la ocasión de tantear a cualquier crack emergente.

Sobre todo de un tiempo hacia aquí, en el que el mandatario enfoca las operaciones a rejuvenecer y españolizar el equipo. Ejemplos recientes hay muchos.

Los últimos jóvenes en recalar en el Real Madrid

Algunos como Dani Ceballos, Marco Asensio, Lucas Vázquez o Álvaro Odriozola, entre otros, han funcionado. Otros no tanto: Jesús Vallejo, Marcos Llorente, Theo Hernández… Mientras que existen otros que todavía son un melón por abrir, como Vinícius Jr.

Florentino Pérez y Vinicius | EFE

 Ahora, en las últimas horas, el nombre de otro joven crack se ha sumado a la lista de posibles pretendidos por el club de la capital.

El nuevo capricho de Florentino Pérez

Se trata de Jesús Joaquín Fernández Sáez de la Torre, más conocido como Suso, que milita en el Milan y que el pasado jueves fue titular con la selección española. El delantero dio la asistencia del segundo gol, que anotó Sergio Ramos.  Y ojo, porque este interés pone contra las cuerdas a Gareth Bale.

Theo, VallejoLlorente, jóvenes que no han funcionado, tenían por delante jugadores intocables como Marcelo, Ramos, Varane o Casemiro. Bale, en cambio, no está dando lo suficiente como para considerarlo intocable, y su rol se vería seriamente amenazado.

Asimismo, su fichaje no se iría de madre. “40 millones y al Real Madrid”, aseguran desde el entorno del jugador, donde están convencidos que el conjunto italiano aceptaría abrirle las puertas si llega una buena oferta. Y 40 ‘kilos’ lo son por un futbolista que suma dos goles y seis asistencias en los siete partidos que ha disputado del Scudetto.

El futbolista es titular absoluto en el conjunto rossonero, pero también es cierto que en San Siro necesitan rellenar las arcas como agua de mayo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad