Gareth Bale | EFE

“Bale tiene un acuerdo verbal” (y es para salir del Real Madrid)

stop

El galés acepta una oferta para abandonar el equipo de Zidane

10 de septiembre de 2019 (15:32 CET)

La situación de Gareth Bale en el Real Madrid ha dado un giro de 180 grados en los últimos meses. Nada tiene que ver el panorama en el que vive el delantero galés con la situación que atravesaba a finales del pasado curso.

Desde el regreso de Zinedine Zidane, el atacante fue uno de los jugadores declarados como transferibles El técnico no lo quería en el equipo. El que le dejara sin disputar ni un minuto en el último choque de la temporada contra el Real Betis dejó claro el poco cariño que Zizou le tenía al británico. Podría haber sido su último partido en el Santiago Bernabéu y no le dejó despedirse de la afición.

Zidane liquida a Bale

El míster le trasladó entonces a Florentino Pérez que no quería verlo al regreso de las vacaciones. Y el mosqueo del técnico al ver que Bale seguía en el equipo tras el parón estival fue monumental. De ahí aquello de “si se va mañana, mejor” que dijo Zizou sobre el galés en la rueda de prensa posterior al amistoso de pretemporada contra el Bayern de Múnich.

Pero las altas pretensiones económicas del jugador ahuyentaron cualquier oferta que se pudiera producir y el verano terminó con el delantero en el Madrid. Y Florentino tampoco estaba dispuesto a regalar al segundo fichaje más caro de la historia del club. Y el mercado cerró con el mismo panorama inicial: con Bale en el equipo.

Después de que el técnico le dejara en la grada y dejara claro ante la prensa que no contaba con Bale, el club intervino señalando que el jugador estaba negociando su salida del club, lo que había obligado a ZZ a dejarlo fuera de la convocatoria. De esta forma el poder de decisión de Zidane sobre la plantilla quedaba intacto de cara a la galería, mientras se encaminaba la reinserción de Bale en el equipo y su continuidad en el equipo esta temporada.

El Madrid sigue buscando salida a Bale

Pero ello no quiere decir que en el club sigan trabajando en su salida. Y algunos en los pasillos del Santiago Bernabéu incluso comentan “Bale tiene un acuerdo verbal”.

Gareth Bale | EFE

Uno de los equipos que mostró interés por sus servicios fue el Manchester United. Pero Bale no quería ir a un equipo que no jugara la Champions League. Y los red devils ya ni movieron ficha.

Y entre el resto de interesados, el Chelsea era el único al que hubiera dado el “ok”. Los londinenses le querían como relevo de Eden Hazard. Los blues, sin embargo, no podían inscribir jugadores debido a la sanción de la FIFA. Algo que sí podrán hacer el verano que viene, para cuando ambas partes han pactado reiniciar conversaciones. Aunque todo dependerá, claro está, de cómo le vayan las cosas a Zidane.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad