Bale| EFE

Bale raja del Real Madrid: la grabación que avergüenza a Florentino Pérez, Sergio Ramos y Solari

stop

El delantero galés la lía en el club blanco

21 de febrero de 2019 (10:03 CET)

El futuro de Gareth Bale está cada vez más lejos del Real Madrid. Y eso ya no es ningún secreto en el Santiago Bernabéu. Es más, ahora ya no son pocos los que desde dentro del club no niegan que lo mejor para todos (jugador y club) es que el de Cardiff sea vendido.

Entre otras cosas porque el rendimiento del extremo está siendo muy flojo. Muchos esperaban que, ya sin Cristiano Ronaldo, Bale diera un paso adelante y se convirtiera en el líder del equipo. Si bien no por carácter, sí por juego. Pero no, Gareth ha vuelto a caer en lesiones y en irregularidades, por lo que su salida ya se da por hecha.

La rajada contra el Real Madrid

Un Bale que, cuentan desde su entorno, está más que harto de las críticas que está recibiendo. No entiende los pitos que recibe en muchos momentos y la frialdad con la que la afición y los medios lo tratan. Hay quien dice que hay incluso grabaciones en las que se queda a gusto contra los blancos y que avergüenzan a Florentino, Sergio Ramos y al propio Solari.

Gareth Bale | EFE

Él calla, pero no su agente. Fue Jonathan Barnett el que lo dejó muy claro en una reciente entrevista en Daily Mail: “Las críticas son ridículas. Un jugador que ha ganado todo con el club merece más respeto. Ha ganado cuatro Champions League en cinco años. Ha marcado algunos de los goles más importantes en la historia del club”, apuntó.

Y no se quedó ahí: “Bale quiere jugar todos los partidos. ¿La gente piensa que es feliz estando en el banquillo? Pero regresa en diciembre y anota un hat-trick en la semifinal del Mundial de Clubes. Estuvo lesionado en enero y regresa y marca a los pocos minutos de salir ante el EspanyolLuego es abucheado en el siguiente partido. ¿Qué más puede hacer?”.

Florentino está de los nervios

El problema para el Madrid es que este mal hacer de Bale está provocando que su caché caiga en picado. Y Florentino lo sabe. Y le duele. Sabe que ni de lejos va a poder sacar los 120 millones que está pidiendo por él.

De hecho, cuentan desde dentro que las ofertas que llegan no superan los 80 millones entre fijos y variables. A Bale, advierten, le quedan meses en el feudo blanco. Cuanto mejor juegue, más podrán sacar por él. Eso sí, si su representante sigue rajando y el jugador sigue decepcionando, será difícil que se produzca una gran venta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad