Bale o “viene en enero” (y hará mucho daño al Barça): el pacto de Florentino Pérez| EFE

Bale o “viene en enero” (y hará mucho daño al Barça): el pacto de Florentino Pérez

stop

La última jugada del presidente del Real Madrid que deja al conjunto catalán en una posición muy delicada

09 de septiembre de 2018 (14:15 CET)

​Gareth Bale será la principal estrella del Gales en el duelo de los galeses ante Dinamarca. El delantero del Real Madrid quiere seguir demostrando con su selección que este buen momento de forma no es flor de un día.

Sin embargo, el de Cardiff ha sorprendido a propios y extraños en la concentración de su selección explicando uno de los secretos mejor guardados en su club. Un pacto de Florentino Pérez con un gran club europeo que hará mucho daño al Barça.

El pacto de Florentino Pérez

Y es que el extremo se ha enterado de que su presidente se ha puesto en contacto con Nasser Al-Khelaïfi para preguntar por cómo está la situación de Adrien Rabiot. El centrocampista francés ha sido uno de los nombres propios de este verano en París y el lío está servido.

Rabiot tenía intención de marcharse, pero en París le cerraron las puertas. Pese a ser conscientes que su contrato acaba el año que viene, la directiva del club francés prefirió quedarse a un crack incluso tras ver como Rabiot se negaba a firmar la renovación.

Al-Khelaïfi ha preferido quedarse a su jugador incluso sabiendo que no verá ni un euro si se marcha antes que entrar en negociaciones con el Barça. Eso sí, tal y como se ha enterado Gareth, con el Real es otra historia.

Parece ser que los dos clubes ha llegado a un pacto informal en el que se establece que si el PSG le abre las puertas, el Real será el primer club con el que se sentarán a negociar. Nasser prefiere que su jugador acabe en el Bernabéu antes que en el Camp Nou. De ahí que muchos en el entorno blanco ya aseguren que “viene en enero”.

Adrien Rabiot | EFE

El Barça, tocado y hundido

Un pacto informal que deja al Barça en una posición muy delicada. Y es que no es ningún secreto que Rabiot es el objetivo número uno de la secretaría técnica culé para el próximo verano.

Ya lo quisieron hace unas semanas, pero en el PSG se negaron a negociar. Las relaciones son más que malas tras la fuga de Neymar y Al-Khelaïfi se cerró en banda. Por su parte, el jugador ya ha dejado claro que su prioridad es la entidad catalana, que podrá negociar directamente con él ya en navidades.

Eso sí, Nasser seguirá estando muy atento e intentará por todos los medios posibles torpedear el fichaje. En el Real ya lo saben: si quieren a Rabiot, el PSG se lo servirá en bandeja. Al Barça, ni agua.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad