Gareth Bale  | EFE

Bale o “Terrible”, “Vergonzoso” o “Si quieres al Real Madrid, vete” (y todo por este vídeo)

stop

El último feo del galés al equipo y al madridismo

08 de octubre de 2018 (16:02 CET)

No es nuevo. El poco compromiso demostrado de Gareth Bale con el Real Madrid desde que llegó a Chamartín es una evidencia. Contra el Alavés, el delantero protagonizó otro feo al madridismo que muchos tardarán en olvidar. Y ya van unos cuantos.

El jugador llegó de la mano de Florentino Pérez para ser el relevo generacional de Cristiano Ronaldo. Como ha explicado en más de una ocasión Diario Gol, el del luso había sido un fichaje de Ramón Calderón y Florentino quería que el jugador franquicia y líder del equipo fuera un fichaje galáctico suyo.

Gareth bale, decepción año tras año

Pero el de Cardiff no ha cubierto las expectativas. Durante sus primeras cuatro temporadas en el club fue la víctima habitual de las lesiones. Más de un año de baja llegó a acumular en total.

El pasado año parecía que había logrado dejar sus dolencias atrás y que por fin adquiriría los galones que el club tenía preparados para él. Pero tampoco.

Sus malas actuaciones y ciertos comportamientos fuera del terreno de juego le llevaron a perder la confianza de Zinedine Zidane.

El ejemplo más claro de la desidia del galés y de la desconfianza del míster fue cuando Bale se dejó las botas de fútbol en el vestuario en un partido contra el Leganés en el que fue suplente. Y es que cuando el británico era relegado al banquillo pasaba de todo. Gareth tuvo que volver a medio partido al vestuario a cambiarse las zapatillas deportivas con las que había salido.

Gareth Bale AS

Con todo, Bale fue pasando cada vez más tiempo en la banda, mientras Lucas Vázquez, Marco Asensio y compañía le iban pasando la mano por la cara.

Todo desembocó en la amenaza del delantero al término de la Decimotercera. “Necesito seguir jugando y eso no ha pasado esta temporada. Ahora necesito sentarme con mi representante este verano para tomar una decisión”, dijo el de Cardiff, con la Champions todavía caliente, en una clara declaración de intenciones de abandonar el club.

Nueva oportunidad (desaprovechada) de Gareth Bale

Esta temporada las cosas empezaron ligeramente mejor. Con Julen Lopetegui en el banquillo relevando a Zidane y sin Cristiano en el equipo, podría ganarse de nuevo la confianza del míster y de la afición, mientras tendría vía libre para convertirse en el líder del equipo. Sus cuatro goles en los primeros cinco partidos de los blancos dieron a pensar en ello. Pero otra vez, nada más lejos de la realidad.

El británico, cuando no ha estado lesionado, no ha demostrado nada sobre el terreno de juego. Y la gota que colmó el vaso cayó el pasado sábado.

El último feo de Bale al Madrid

El delantero pidió a los técnicos que le cambiaran. Al parecer, no se sentía bien. Tenía molestias. Pero curiosamente, segundos antes de ser sustituido, se encargó de lanzar una falta. 

Así, como no podía ser de otra forma, el madridismo estalló contra el jugador con el gol de los de Vitoria.

“Vergonzoso”, le espetaban en las redes sociales, donde apuntaban que si tenía molestias o estaba “fatigado”, como se dijo desde el club, no estaría en condiciones de lanzar un libre directo. En este sentido, aseguran que lo que hizo que suele definirse como “borrarse del partido”.
“Si quieres al Real Madrid, vete”, le espetaron muchos otros tras el gol del Alavés. Una vez más, consideraron  que se había escaqueado de otra mala actuación. Algo impropio de un crack del Madrid, pues catalogan de “terrible” la actitud del galés.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad