Gareth Bale | EFE

Bale o “No quiere venir al Real Madrid”. Portazo a Florentino Pérez (y no hace ni 24 horas)

stop

El galés y el crcak que no quiere saber nada del club blanco

01 de diciembre de 2018 (11:15 CET)

​Gareth Bale lo sabe: hay un crack mundial que “no quiere venir al Real Madrid”. Y es que mucho se está hablando en los últimos meses de los grandes fichajes que va a realizar Florentino Pérez el próximo verano.

El presidente sabe que, si quiere seguir teniendo una plantilla en condiciones, una de las cosas que debe hacer es rejuvenecerla. Es por eso que, mientras él sigue empeñado en hacerse con Neymar, no son pocos los que desde su entorno le presionan para que se olvide del brasileño y se centre en la otra estrella del PSGKylian Mbappé.

El portazo a Florentino Pérez

Entre otras cosas porque, tal y como están haciéndole saber al presidente, el hecho de que el valor de galo en el mercado esté subiendo y el del brasileño esté bajando no es casualidad.

Mbappé es la estrella del momento y, como muchos opinan, el heredero real en cuanto a repercusión mediática e impacto en el futbol europea de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo.

Kylian Mbappé | EFE

Es por eso que, si el Madrid quiere gastarse una millonada, mejor hacerlo por un jugador al alza que no por uno que, al menos, ya ha llegado a su tope. Sin embargo, por mucho que estén intentando convencerle, el propio Kylian ya ha dejado claro en las últimas 24 horas a través de su entorno que el Real no es una opción.

Un portazo en toda regla. ¿Los motivos? Varios, pero el principal es que, como ya ha pasado en más de una ocasión en los últimos mercados de fichajes, el proyecto de Solari y de este Real no ilusiona.

Todo lo contrario. No son pocos los que creen que esta plantilla está venida a menos, que la columna vertebral ya no está precisamente en su mejor momento y que, en especial, no tiene precisamente a un técnico con nivel y carismático al frente.

Solari no transmite ni emociona a los cracks europeos. Y Mbappé ya ha dejado claro que, teniendo ofertas como las que tiene encima de la mesa, la del Real no es una opción.

Al menos de momento. Mucho debería cambiar las cosas en el Bernabéu para que el astro francés se planteara aterrizar el próximo verano. Y Florentino, aunque le duela, ya lo sabe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad