Nacho, Bale, Marcelo y Benzema | EFE

Bale o “Hay sorpresa”. Y no es buena: la última en el Real Madrid

stop

El galés monta un nuevo lío en el equipo blanco

19 de noviembre de 2018 (14:54 CET)

Pasa de castaño oscuro. Gareth Bale ha dado una nueva muestra de que no le importa demasiado todo lo que tenga que ver con el Real Madrid. El delantero ha vuelto a protagonizar un gesto más que cuestionable. Y llueve sobre mojado.

Al delantero galés todavía le esperan en Chamartín. Llegó para ser el líder a la larga en el primer equipo, pero después de cinco temporadas acumula decepción tras decepción. Muchos en Concha Espina ya lo dan por perdido. Pero tampoco se puede decir que el británico haga demasiado por ganar peso en el club. Todo lo contrario.

Gareth Bale | EFE

Gareth Bale, a lo suyo

El jugador llegó tocado al parón por compromisos internacionales. Aun así, decidió viajar con Gales y jugar con Dinamarca. Era un choque en el que su selección se jugaba el ascenso y no quería fallarle a su país. Al final Gales perdió y no logró su objetivo, lo que llevó a pensar a muchos que Bale regresaría a Madrid para ponerse a punto para los partidos que vienen.

Sin embargo, como apuntaron desde Madrid, “hay sorpresa”. El jugador decidió quedarse con su país. Y ojo: también se apuntó al partido intrascendente contra Albania. "Allá vamos de nuevo el martes”, dijo el de Cardiff. Un desplazamiento con el que acabará recorriendo 4.052 kilómetros de distancia.

Bale, reincidente

Pero el asunto no es nuevo. Bale ya protagonizó un episodio parecido con Zinedine Zidane. Se marchó con su selección cuando supuestamente estaba lesionado y jugó con su país. Para más inri, regresó y seguía tocado.

Santiago Solari, por su parte, no esperará a ver como vuelve Bale. El argentino ya lo tiene decidido. El galés irá directo al banquillo. Y ojo a las evoluciones de los próximos días. Otros entrenadores ya perdieron la confianza en el británico y Solari va camino de ello.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad