Gareth Bale| EFE

Bale o el último escándalo: “¿Que quiere qué?”. Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio alucinan

stop

El delantero galés deja sin palabras al vestuario

12 de noviembre de 2018 (21:05 CET)

​Gareth Bale volvió a decepcionar a muchos ante el Celta de Vigo en Balaídos. Al contrario que Karim Benzema, que sí que ofreció su mejor versión en el césped, el galés fue de nuevo una sombra. De hecho, se pasó casi toda la segunda parte medio cojo.

Sin embargo, sigue siendo titular. Es más, parece que cuenta con la confianza total de un Santiago Solari que sabe que la situación con el de Cardiff es muy delicada. Eso sí, el argentino ya le ha dado más de un toque de atención en público.

Queremos que nos muestre siempre sus cualidades, es fantástico y queremos que nos las muestre todos los días”, dijo hace unos días. Algo que sí que hizo ante el Viktoria Plzen, de ahí que el míster blanco volviera a dejar claro en sala de prensa que bale debe ser siempre un jugador determinante: “Lo que tiene que hacer es comerse el escenario cada vez que juega, como ante el Plzen”.

Pero no lo hace. Ni mucho menos. Que tenga un buen partido cada tres o cuatro que juega no es, para nada, lo que se espera de él desde el palco y desde la grada. Pero ojo, que ahora el extremo se ha destacado con un nuevo escándalo que ha dejado a Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio alucinados.

El último escándalo de Gareth Bale

Y es que parece ser que el extremo le ha mandado un mensaje alto y claro a Florentino Pérez. O bien se sientan a negociar una subida millonaria de su ficha y una renovación de contrato o bien lo hacen para buscarle una salida.

Gareth Bale | EFE

Pero así no quiere quedarse. Es decir, o blinda su futuro en el Bernabéu haciéndose de oro o se irá a buscar la vida más allá de la capital española. Algo que ha dejado a muchos sin palabras. Tanto es así que en las redes sociales no son pocos los que preguntan: “¿Qué quiere qué?”.

Una idea, la de renovarlo al alza, que no es que tenga muchos apoyos en la directiva. De hecho, Florentino tiene en mente hacer todo lo contrario: sacárselo de encima en cuanto pueda.

El problema es que nadie quiere pagar la millonada que está pidiendo por él. Bale lo sabe, y quiere aprovechar la situación. Veremos cómo acaba, pero en Valdebebas son muchos los que siguen sin dar crédito a las demandas del galés viendo su rendimiento.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad