Bale o “viene en enero” (y hará mucho daño al Barça): el pacto de Florentino Pérez| EFE

Bale calla tres broncas de Florentino Pérez a Lopetegui (o “No llega a Navidad”. Y ya hay apuestas)

stop

Sube la tensión entre el banquillo y el palco en el Real Madrid

24 de agosto de 2018 (10:00 CET)

Gareth Bale ha sido uno de los jugadores que más peso ha ganado con la llegada de Julen Lopetegui al Real Madrid, o, mejor dicho, con la salida de Zinedine Zidane del banquillo blanco.

Por otro lado, la fuga de Cristiano Ronaldo y el hecho de que, al menos hasta ahora, Florentino Pérez no haya querido invertir en un galáctico para la delantera blanca sitúan al gales como el principal referente en el ataque merengue.

Un Bale que, tal y como explican desde su entorno, se cree su nuevo papel de líder y de figura clave en un vestuario en el que, eso sí, ya están empezando a asomar varios problemas. Y es que parece ser que en la cúpula blanca se están poniendo nerviosos viendo cómo está actuando Lopetegui en sus primeras semanas al mando del equipo.

Las broncas de Florentino a Lopetegui

Por un lado, al presidente no le gusta un pelo que Sergio Ramos e Isco sean ahora los que mandan en Valdebebas. El clan de los españoles ha ganado también mucho peso tras el aterrizaje de Julen y Florentino anda con la mosca detrás de la oreja. Quiere que el nuevo técnico imponga su ley desde el primer día y avisan que no le tolerará una ‘mano blanda’ con el vestuario.

Julen Lopetegui | EFE

Por otro lado, advierten desde dentro que a Pérez no le está sentando nada bien las continuas exigencias del técnico vasco en cuanto a los fichajes. Lopetegui, consciente que tiene un problema en el eje de la zaga, sigue pidiendo la llegada de un central.

Quiere que un defensa de nivel se sume a los Ramos, Varane y Nacho. No cuenta con Vallejo al que quiere ver cedido. Pero para eso el club debe fichar a alguien. Una idea que no ha triunfado en la directiva.

El lío con Vinicius

Pero sin duda alguna el principal motivo de desencuentro entre el banquillo y la zona noble es por Vinicius. El máximo responsable del club tenía muy claro que el brasileño debía ser una de las piezas que, al menos, formaran parte del ataque blanco.

Si bien no como titular indiscutible, sí como jugador que entrase en las rotaciones. Pero no. Julen no quiere saber nada de él. No ha jugado ni un minuto oficial en lo que llevamos de temporada y, de hecho, todo apunta a que acabará jugando en el Castilla.

Una gestión por parte del vasco que tiene a Florentino muy cabreado. Es más, ya hay quien dice que LopeteguiNo llega a Navidad”. En las redes ya se están haciendo apuestas sobre cuánto tiempo aguantará Julen en un banquillo en el que, teniendo en cuenta que apenas ha empezado la temporada y que el mal ambiente es ya una tónica, parece que le viene grande.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad