Julen Lopetegui | EFE

Bale a Sergio Ramos: “Lopetegui se lo carga” (y es para que juegue Modric. O lío en el Real Madrid)

stop

El técnico vasco y la nueva polémica que pone Valdebebas patas arriba

01 de septiembre de 2018 (11:55 CET)

Lío en el Real Madrid. Y de los gordos. Con el mercado de fichajes ya cerrado, Julen Lopetegui ya sabe qué jugadores tiene para encarar esta primera fase de la temporada. Una temporada en la que la exigencia en el Santiago Bernabéu será muy alta.

Los recientes triunfos en la Champions marcan el camino a un Lopetegui que se ha encontrado con la papeleta de ser el heredero de Zinedine Zidane y de comandar a un equipo que ha perdido a su máxima estrella.

La salida de Cristiano Ronaldo será uno de los temas habituales en el entorno del club blanco este año. En especial si las cosas se empiezan a torcer. De ahí que el vasco esté empezando a tomar una serie de decisiones que, de una manera u otra, afectan al día a día en Valdebebas.

Lopetegui| EFE

Julen Lopetegui mueve ficha

Y una de ellas pasa por dar toques de atención a sus jugadores. A todos. Si bien es cierto que, tal y como cuentan desde dentro, el clan de los españoles ha ganado fuerza con la llegada de Julen al banquillo, al ex seleccionador español no le está temblando el pulso a la hora de exigir el máximo a sus ‘amigos’.

Entre ellos Isco. El andaluz se mostró más que satisfecho cuando se enteró que el vasco iba a ser su míster. ¿El motivo? Julen es un técnico con el que Alarcón tiene una relación más que buena.

Tanto que hasta la fecha el centrocampista ha sido titular. Lopetegui quiere que el juego del Real Madrid pase por sus botas, y le está pidiendo/exigiendo que rinda al máximo. Pero, en contra de los esperado por el staff técnico, el español no está respondiendo.

Tanto es así que dos de los pesos más pesados del vestuario, Bale y Ramos, sabe que el andaluz puede tener los días contados en el once inicial del Madrid. “Lopetegui se lo va a cargar” es una frase que lleva días sonando en Valdebebas.

 Isco | EFE

Isco está en el punto de mira

Y es que el arranque de temporada de Isco no es que el muchos esperaban. Al contrario de otros jugadores que sí que han dado ese paso adelante que se les exigía, como el propio Bale, pero también Karim Benzema o Marco Asensio, Isco no acaba de sentirse cómodo.

Su juego no es fluido. Si bien es cierto que es habitual en él tener inicios discretos, su bajo nivel de forma y de juego preocupa en el banquillo. Lopetegui cuenta con él pero necesita que esté al cien por cien.

De ahí que no sean pocos los que aseguren que, tarde o temprano, Lopetegui se cargue a Isco de su once inicial hasta que no demuestre que su juego es imprescindible. Incluso hay quien advierte que el partido ante el Leganés puede ser el primero en el que Alarcón vea el encuentro desde el banquillo.

Luka Modric pide paso

Entre otras cosas porque, al menos hasta la fecha, el principal sacrificado para que el andaluz estuviera en el terreno de juego ha sido Modric. En los dos partidos de Liga disputados hasta ahora, el croata ha sido suplente.

Modric  | EFE

Isco formó centro del campo junto a Kroos y Ceballos en el debut en el Bernabéu e hizo lo propio con Kroos y Casemiro ante el Girona. Dos partidos en los que se vio a un Alarcón desubicado y muy lejos de su mejor nivel. ¿Sentará esta tarde Julen al español para dar entrada a Modric? Es una posibilidad. Y no sería una sorpresa.

No es ningún secreto que Isco nuca ha sido un tipo de jugador que destaque por su regularidad. Va y viene combinando partidos estratosféricos con jornadas muy flojas. Por el contrario, si algo ha demostrado Modric en sus años en Chamartín es que no falla. Jugará mejor o peor, pero el croata siempre cumple. Y desde el entorno blanco aseguran que ya ha llegado el momento de volver a ser un fijo.

El Jugador del Año de la UEFA

Entre otras cosas por galones y por calidad. Modric ganó el pasado jueves el premio a mejor centrocampista de la pasada Champions y el de Jugador del Año de la UEFA por delante de Cristiano Ronaldo y de Mohamed Salah, y muchos en el Madrid lo quieren en el campo.

Especialmente desde la directiva. De hecho, Florentino se negó en rotundo a permitir que el centrocampista se marcha este mismo verano al Inter de Milán. Por mucho que tenga ya una edad (está a punto de cumplir 33 años), Luka sigue siendo a ojos de la cúpula como el guía del equipo en el césped.

De momento, quizás también por un tema de preparación física, Lopetegui había apostado por Isco para que cumpliera ese papel. Pero no le está respondiendo. La hora en la que Modric vuelva a coger el mando del centro del campo está cada vez más cerca. ¿Hoy ante el Leganés o tras el parón de selecciones? Julen tiene la respuesta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad