Ronaldo celebra el pase del Real Madrid a su tercera final consecutiva / EFE

Aviso a Cristiano Ronaldo: “Ya ha pasado revisión”. Está en España (y es para firmar con Florentino Pérez)

stop

El Real Madrid ata a una nueva estrella que no pasa inadvertida para un Ronaldo atento a todos los movimientos de Florentino Pérez

Madrid, 03 de mayo de 2018 (12:43 CET)

El Real Madrid certificó su pase a la tercera final consecutiva, pero la rueda económica que mueve al club y trata de seguir manteniéndolo en lo más alto de las clasificaciones deportivas y financieras no se paró ni un minuto para celebrarlo.

Mientras aficionados, jugadores y cuerpo técnico celebraban un empate ante el Bayern Munich que les acerca a las puertas de la historia, Florentino Pérez cerraba negocios en el palco del Santiago Bernabéu, y su último pelotazo no ha pasado inadvertido para Cristiano Ronaldo.

Ronaldo reprende al árbitro por anular su gol frente al Bayern / EFE

El luso, pese a no anotar gol en la semifinal frente al conjunto bávaro, se ha consagrado como líder natural del equipo tras un inicio dubitativo. Su defensa de Benzema se vio recompensada con el doblete del galo, y se ha constatado que Bale no es su relevo, por lo que saldrá este verano.

Pese a ello, el siete blanco sigue con atención todos los avances en las contrataciones de su presidente, consciente de la avidez de Florentino por pescar a la nueva joya del futbol mundial que haga sombra al mayor goleador de la Champions League.

A través de un Jorge Mendes atento a todos los nuevos activos que desembarcan en el futbol europeo, Ronaldo ha podido confirmar el último fichaje de futuro del Real Madrid, y lo comenta con su entorno: “Ya ha pasado revisión”.

La perla carioca

Rodrigo Antonio Rodrigues es el último proyecto de Neymar que ha surgido de Brasil, y costará 15 millones de euros al club merengue. Los medios brasileños se han hecho eco de su contratación.

El futbolista acaba de cumplir los 18 años y el pasado martes estuvo en Chamartín para ver el partido de su futuro equipo. Impresionado, no dudó en publicar una foto en su Instagram donde aseguró “estar agradecido por estar en el estadio viendo un partido de Champions”.

Rodrigo posa en el palco del Bernabéu

El atacante del Gremio Novorizontino es un habilidoso extremo derecho que acaba de cumplir la mayoría de edad, y el Madrid se ha apresurado a firmarlo por cinco años. Rodrigo llegará a la capital española este verano, pero lo hará para formarse en el Castilla durante una temporada y tratar de conseguir el ascenso a Segunda División. Realizará parte de la pretemporada con el primer equipo, y su rendimiento puede cambiar los planes iniciales.

Pese a su poca experiencia en la máxima categoría del campeonato Paulista, Rodrigo llamó la atención de los ojeadores madridistas durante el Mundial de Clubes sub 17 disputado en Fuenlabrada. Lo jugó a préstamo en el Palmeiras y fue una de las sensaciones del torneo.

 

Con Lucas Silva empezó todo

La obsesión de Florentino descubrir a las nuevas joyas del fútbol antes de que exploten suma así un nuevo proyecto de estrella al que habrá que prestar mucha atención. La política de fichajes de jóvenes promesas se confirma, así como la predilección por el producto brasileño.

A los fichajes de Odegaard, Fede Valverde o más recientemente futbolistas españoles como Asensio o Vallejo, hay que sumar el intenso rastreo al que somete la dirección deportiva a Brasil.Tras el varapalo de no poder fichar a ​Neymar antes que el Barça, Florentino sigue empeñado en conseguir apropiarse de la futura referencia de un país muy importante en términos futbolísticos y de marketing.

Por ese motivo, se fichó a centrocampistas de resultado dispar como Lucas Silva y Casemiro, y se pagaron 45 millones de euros por Vinicius Júnior. Rodrigo es la última adición a un álbum de cromos que Florentino cada vez confecciona más pronto.

Vinicius Jr

La respuesta azulgrana

Como cada acción tiene su reacción, el Barça ha atacado con otra contratación arriesgada. El jugador sobre el que ha puesto la mira se llama, curiosamente, Rodrygo, y es del Santos.

El club que vio nacer a Neymar impulsa ahora a este delantero de 17 años como nueva revelación mundial, y en el Camp Nou quieren repetir negocio con el combinado de Sao Paulo.

La cláusula de rescisión de Rodrygo es de 50 millones de euros y desde la secretaría culé están seguros de que puede dar mejor resultado que Vinicius. El futbol moderno implica riesgo, y Madrid y Barça están jugándose el todo por el todo en Brasil.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad