Ataque de cuernos de Cristinao Ronaldo con Gareth Bale

stop

El delantero luso se siente desplazado ante la buena química que desprende el nuevo Real Madrid de Zidane

Cristiano Ronaldo entrena solitario en la Ciudad Deportiva del Real Madrid en Valdebebas | EFE

22 de agosto de 2016 (20:55 CET)

Son pocos los cambios que ha hecho Zinedine Zidane en el Real Madrid desde que conquistó la Undécima. Apenas dos salidas (Álvaro Arbeloa y Jesé Rodríguez) por tres incorporaciones (Fabio Coentrao, Álvaro Morata y Marco Asensio). Sin embargo, la actitud del grupo y las buenas vibraciones que transmite el equipo generan nerviosismo en Cristiano Ronaldo.

El delantero portugués está celoso, tiene un ataque de cuernos porque ve como Gareth Bale aprovecha su ausencia para asumir galones. Sabe que fue fichado para ser su heredero, que Florentino Pérez lo tiene en alta estima y aspira a convertirlo en el nuevo number one. Y Cristiano no tolera que nadie le tosa en su Real Madrid, a pesar de los 31 años que tiene.

La situación está siendo tapada, pero es un estira y afloja constante. Incluso el presidente está entre la espada y la pared. Tras la Undécima, y con la conquista de la Eurocopa, Cristiano ha vuelto con unos humos que no hay quien se los baje. Su agente, Jorge Mendes, está cada vez más alegado del Madrid y aprovecha la mínima ocasión para recordarle que Cristiano quiere un nuevo contrato de súper estrella como el mejor del mundo y los galones intactos.

Todo por la gloria

Por la otra línea llama Jonathan Barnett, el agente de Bale. "Han sido tres años satisfactorios para el crecimiento de Gareth, pero es el momento que dé un paso adelante, tiene que liderar al equipo y el juego girar en torno a su figura. Es la nueva estrella del Madrid. No hay prisa para renovar el contrato porque tiene ofertas de todas partes para liderar en Europa", suelta el representante. Y es que la Premier se antoja como un posible destino para el próximo curso si las cosas no cambian.

Los dos quieren el protagonismo máximo. Bale, como empieza a pasarle a Neymar en el Barça –aunque el brasileño es más joven–, está cansado de estar a la sombra del crack. Quiere ser el nuevo crack y liderar un nuevo proyecto. Del viejo apenas quedan cuatro gatos: Cristiano, Ramos, Marcelo y Pepe. Pero CR7, que está al tanto de todo, no piensa permitirlo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad