Ataque de celos en el Real Madrid con la renovación de Toni Kroos

stop

El futbolista alemán pasa por delante de muchos jugadores con peso en el club blanco

Toni kroos, tratado como una estrella en la concentración de la selección alemana | EFE

12 de octubre de 2016 (18:56 CET)

Toni Kroos ha renovado su contrato con el Real Madrid. Lo anunciaba el Bild por la mañana y lo confirmó el club blanco horas más tarde. Hay acuerdo entre las partes. El futbolista alemán vestirá la zamarra blanca por dos años más (hasta 2022) de los que tenía hasta ahora firmados (2020) y cobrará prácticamente el doble: se habla que de los 11 millones brutos que percibía, pasará a ingresar por cada temporada unos 20 millones de euros.

Se trata de una cifra desorbitada que sitúa al alemán a la altura del capitán blanco, Sergio Ramos. Esto implica diversas conclusiones: por ejemplo, que Gareth Bale terminará superando a Ramos en la escala salarial, cosa que no le hacía ni pizca de gracia al camero. Como tampoco le hace gracia que Kroos, de 26 años y tras solo dos temporadas en el club, ya le iguale.

Pero el ataque de celos que se está generando en el vestuario blanco no es cosa de un jugador. Se trata de una rabieta colectiva. Kroos no solo pasará la mano por la cara a nivel salarial a la mayoría de futbolistas blancos, sino que ha logrado adelantar su renovación a la de muchos intocables blancos. Hay que recordar que tanto Bale como Cristiano Ronaldo están en la cola de espera.

Larga lista de indignados

Y no son los únicos. Retomando un artículo publicado recientemente por Diario Gol, la lista de jugadores que tenían preferencia sobre Kroos por fecha de finalización contractual eran los siguientes: Pepe (2017), Cristiano (2018), Isco (2018), Modric (2018), Benzema (2019), Bale (2019), Keylor Navas (2020, pero tiene una promesa de aumento salarial sin resolver) y James Rodríguez (también termina en 2020 pero cobra seis millones, por los 11 de Kroos).

La indignación en el vestuario blanco es generalizada toda vez que se daba por sentado que la de Kroos era una de las renovaciones que se resolverían en 2017 o 2018. Y es que Florentino Pérez tiene por costumbre renovar a sus estrellas dos años antes de que terminen contrato. Rara vez hace excepciones como la de Kroos, que ha venido por motivos externos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad