Zinedine Zidane pierde la confianza de un crack | EFE

“Así no sigo”. El desertor que deja tirado a Zidane (y al Real Madrid)

stop

El francés acaba con la paciencia de un crack

03 de noviembre de 2017 (10:20 CET)

De más a mucho menos. O a casi nada. Lucas Vázquez ya no es el jugador número 12 en que se convirtió cuando llegó al Real Madrid en verano del 2016.

Después de firmar una muy buena temporada en el Espanyol, en Chamartín decidieron que era el momento de que el gallego diera el salto al primer equipo blanco.

Entonces Rafa Benítez era el entrenador del conjunto blanco y ya le dio algunas oportunidades.

Pero fue la llegada de Zinedine Zidane la que le convirtió en una de las piezas más importantes. El delantero era uno de los cracks de la unidad B, mientras que fue el sustituto habitual de un Gareth Bale que se pasó más de media temporada en la enfermería.

Cambio radical

Pero en esta temporada todo ha cambiado. El extremo ha participado en 16 de los 18 partidos que el Madrid ha disputado esta temporada, pero solo ha sido titular en cinco choques. Además, cuando entró desde el banquillo lo hizo en los minutos de la basura o cuando ya no había nada que hacer.

Unas cifras muy bajas para un jugador que esta temporada apuntaba a ser una de las piezas clave del equipo de Zidane.

Pero lo que más molesta al futbolista no es tanto tener pocas oportunidades como el que los que salgan en el once no estén ni de lejos a un buen nivel. Una situación que está agotando la paciencia del gallego.

Ultimátum

Tanto es así que el jugador se está planteando una salida inminente. “Así no sigo”. La oferta que la Roma le puso sobre la mesa sigue en pie y sabe que en el club italiano sería una de las estrellas indiscutibles.

El delantero no quiere abandonar Chamartín. Cree Lucas que aún puede triunfar en el Santiago Bernabéu. No obstante, si las cosas no cambian a corto plazo tomará una decisión irrevocable y saldrá de la capital.