Sergio Ramos

“¡Aquí no se salva ni Sergio Ramos!”. Florentino Pérez desatado: lío brutal al final del Clásico

stop

El Barça humilla al Real Madrid en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey

27 de febrero de 2019 (23:21 CET)

El FC Barcelona buscará su quinta Copa del Rey consecutiva en el Benito Villamarín. Los de Ernesto Valverde vencieron al Real Madrid en el Santiago Bernabéu (0-3) en la vuelta de las semifinales y se ganó un billete para la final.

Por su parte, tras la derrota de hoy y con la Liga casi imposible, a los blancos solo les queda la Champions League. Y se hace difícil pensar que los de Solari llegarán muy lejos.

Los blancos dieron sensación de estar por encima de los catalanes durante toda la primera parte. Pero en la segunda se volvió a ver la peor versión de los de Santiago Solari y la humillación no pudo ser peor. El Barça necesitó nada y menos para desmontar una mentira que lleva ya demasiados meses sonando en Chamartín. Ya nadie cree en este equipo. Y como decían muchos aficionados en la capital, “¡aquí no se salva ni Sergio Ramos!”.

La retaguardia del Real Madrid hace aguas

Keylor Navas dejó claro porque hace meses que perdió la titularidad en el Madrid. Sin ir más lejos, el penalti anotado por Suárez en el 73’ era el segundo chute a puerta de los culés, Y ya llevaban tres goles. Thibaut Courtois necesita un segundo de forma urgente.

Pero no todo fue culpa del tico. Ramos estuvo desaparecido. El de Camas mostró un estado físico muy bajo. Señalaban incluso que tenía molestias. Pero mostró no estar pensando en el equipo cuando ni se ofreció a ser sustituido.

Raphaël Varane dejó claro que a este nivel nunca llegará a ser el líder de la defensa. El relevo generacional de Ramos en el centro de la zaga. Y Reguilón demostró que todavía está muy verde. El partido le fue muy grande.

Cambios necesarios en la medular

En el centro, Luka Modric no daba abasto. Los latigazos mostrados en algunos de los últimos partidos no eran más que espejismos. Cuando le tocó comandar la medular en un partido grande no dio la talla. Regresó la peor imagen de Luka. La que ha mostrado gran parte de la temporada. No hay confirmación acerca de su renovación, pero si algo le quedó claro a Florentino con el croata es que lo mejor es su venta.

Mientras tanto, Toni Kroos estuvo perdido toda la segunda parte. El alemán tiene la cabeza más fuera que dentro.

En el ataque solo se salva Vinícius… y gracias

Vinicius Pique clasico copa

En el ataque, Vinícius fue el único que lo intentó. Y aun así demostró que todavía le falta dar muchos pasos adelante. Hará falta mucha paciencia con el brasileño. Algunos se atreven a llamarlo “el nuevo Robinho”. Pero al menos apareció. No como Lucas Vázquez o Karim Benzema. O Gareth Bale que entró más tarde y lo único que aportó fue un disparo lejano que casi sale por la línea de banda.

Florentino corta cabezas empezando por Solari

Pero ojo, porque el míster tampoco se salvó. Santiago Solari es ilusión. Tiene un estilo propio que se basa en jugar con corazón. Pero hasta ahí. Los movimientos que hizo este miércoles no decían nada positivo de sus ideas. Nada negativo, pero tampoco nada que genere esperanza.

Y atención, todavía falta el Clásico de Liga. Si Florentino Pérez salva alguna cabeza, veremos que ocurre el próximo sábado. Lo que está claro es que este equipo necesita muchos cambios. 

Así humilló el Barça al Real Madrid

En cuanto al partido, ninguno de los equipos reservó nada en el banquillo. Tanto Solari como Valverde tenían muy caro que había un título en juego. Más que eso.

El argentino salió con Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane y Reguilón en defensa: Casemiro, Kroos y Modric en el centro; y con Lucas Vázquez, Benzema y Vinícius. Los que estabna mejor y que más se lo habían ganado en las últimas semanas.

El Txingurri optó por Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet y Jordi Alba; Busquets, Rakitic y Sergi Roberto; Y Messi, Suárez y Dembélé en ataque.

Calma tensa en la primera parte

Los primeros 10 minutos fueron del Barça. Al menos la posesión. Los blaugrana tocaban mientras el Madrid esperaba en su campo. A la caza de alguna contra.

Pero ahí los blancos empezaron a estirarse con Vinícius como gran arma en ataque y llegaron las primeras declaraciones de intenciones. Primero el brasileño protagonizó un posible penalti de Semedo. Más tarde mandó alto un disparo. Pero nada menos tímido.

Pronto cada equipo volvió a su papel inicial. Al fin y al cabo, la prisa por marcar la tenían los culés. Y los minutos iban pasando. Sin más noticias en las áreas. Los dos conjuntos se mostraban muy precavidos. Con una tensión en calma que no terminaba de explotar.

La primera gran ocasión llegó en el 37’. Vinícius recogió un balón tras una pérdida, la puso para Benzema que remató a placer. Pero Ter Stegen sacó un pie providencial.

El carioca tuvo otra clara un minuto después, pero volvió a mandar el balón a la grada. El peligro lo estaban poniendo los locales.

El Barça comprendió que tenía que dar un paso adelante y lo intentó durante el resto de la primera parte. Pero lo que ofrecía el equipo no daba ni para acercarse con claridad a la portería de Navas. Los catalanes cerraron la primera parte sin ningún chute a puerta. Ni fuera de ella.

El Barça barre al Madrid en 35 minutos

En el segundo tiempo parecía el guion no había cambiado. Pero el Barça dio un giro inesperado en el 50. Suárez disparó por primera vez entre palos y batió al meta blanco. Los culés ponían así el primer pie en la final.

Los merengues dieron un paso adelante, pero los blaugrana no dieron un paso atrás, y el partido se abrió.

Solari buscó contundencia en el ataque y metió a Bale. Pero no había tocado un balón el galés cuando Varane se metió en propia el segundo de los culés. Minuto 68 y los blancos estaban obligados a marcas tres goles.

Luis Suarez clasico copa

Pero la cosa fue a peor. Cinco minutos después Suárez anotaba de penalti. Y lo hacía a lo Panenka. La humillación no pudo ser mayor. O sí. Todavía queda el Clásico del sábado. Y viendo lo que ha demostrado hoy el Madrid, la cosa pinta mal. Muy mal. Solo un dato: hoy Messi ni apareció. Es decir, los culés han pasado prácticamente sin contar con el argentino.

Barça gol clasico copa

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad