"Al Barça no va". Florentino Pérez mueve los hilos para dinamitar un fichaje estrella de Messi

stop

El presidente blanco mete mano en una operación culé

Florentino Pérez interviene en uno de los fichajes del Barça | EFE

13 de junio de 2017 (09:53 CET)

Paso adelante. Según publicaba el diario francés L'Équipe este lunes, el jugador del Paris Saint Germain Marco Verratti habría comunicado al club galo que quiere salir este mismo verano.

El jugador italiano, según su representante, Donato di Campli, considera que el conjunto parisino "no ha crecido lo suficiente durante estos años" y habría tomado la decisión de abandonar la capital francesa en los próximos meses, tal y como reveló el agente a Tuttosport.

Así lo explica el rotativo francés, que asegura que la semana pasada se llevó a cabo una cumbre entre el director deportivo del PSG, Antero Henrique, y Marco Verratti, en la que el jugador habría le trasladado al directivo sus intenciones a corto plazo.

Tras esta noticia son muchos clubes grandes que sean puesto las pilas para ficharle y entre ellos figura el FC Barcelona.

Las novias de Verratti

Los catalanes hace meses que andan tras los pasos del futbolista. Hace dos veranos ya se produjo el primer acercamiento y los contactos aumentaron después de la derrota del Barça de Luis Enrique en el Parque de los Príncipes en los octavos de la Champions League (4-0).

De hecho, tanto Xavi Hernández como Andrés Iniesta siempre lo han definido como el gran heredero del centro del campo azulgrana. Por su parte, Leo Messi, ya ha dado el visto bueno a su llegada. El argentino lo ve como un jugador clave para que el equipo de Ernesto Valverde pueda aspirar a todo la próxima temporada.

Además de los culés, hay otros clubes que le pretenden. Juventus de Turín, Chelsea y Bayern de Múnich también han presentado su candidatura para hacerse con los servicios del centrocampista. Y no son los únicos.

En la sombra

Florentino Pérez tiene muy claro que el fichaje de Verratti por el Barça reforzará en gran medida la medular blaugrana y la llegada de Marco les ayudaría a recuperar el rumbo perdido la pasada temporada. Por eso está dispuesto a boicotear la operación hasta las últimas consecuencias. "Al Barça no va".

Las buenas relaciones que mantiene el dirigente blanco con el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, no hacen más que complicar la situación para los de la ciudad condal.

Además, la entidad francesa se ha convertido en un club comprador, que solo vende cuando no cuenta con un jugador, y Marco es una de las piezas clave del equipo.

Con todo, una llamada de Florentino sería suficiente para que desde París enroquen la operación con tal de que no fiche por el Barça o que, si lo hace, le cueste a os blaugrana una morterada. El presidente está dispuesto a poner lo que sea sobre la mesa para evitar el fichaje culé.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad