Florentino Pérez | EFE

“210 millones y está hecho”. El 2x1 de Florentino Pérez para el Real Madrid

stop

El presidente prepara una operación doble (y bomba) para el equipo de Zidane

09 de octubre de 2019 (12:06 CET)

No corren buenos tiempos en el Tottenham. El conjunto inglés ha pasado de rozar la gloria a verse en una situación muy comprometida. Poco o nada tiene que ver el conjunto de Mauricio Pochettino actual con el que deslumbró a media Europa el curso pasado.

Los londinenses mantuvieron opciones en la Premier League hasta las últimas semanas de la competición y se plantaron de forma sorprendente en la final de la Champions League. Los Spurs fueron la revelación de la temporada.  Y esperaban que esta trayectoria tuviera una continuidad. La hoja de ruta pasaba por retener a sus cracks y mantener la dinámica positiva.

Giro radical

Pero este curso las cosas están saliendo al revés. En la Premier, el equipo de Pochettino anda noveno a 13 puntos del líder, el Liverpool, y a tres puntos de los puestos Europeos. Los británicos corren el peligro de quedarse fuera de las competiciones continentales el próximo año.

Mauricio Pochettino Tottenham

Mientras tanto, son terceros en el grupo de la Champions League con un punto en su haber. Están a dos del Estrella Roja y a cinco del Bayern de Múnich, que le endosó un 2-7 en el enfrentamiento directo. Las cosas no pintan nada bien.

El Tottenham toma medidas

Tanto es así que Daniel Levy y el resto de responsables del club ya han empezado a tomar medidas. Y la primera de ella ha sido elaborar  una lista de transferibles. Consideran que el equipo necesita una renovación que reactive la motivación del equipo. Y el en el Real Madrid ya tienen la caña preparada.

Quieren pescar, no uno, sino dos peces gordos. “210 millones y está hecho”, afirman en Chamartín

Eriksen, en enero

El primero de ellos es Christian Eriksen, que ya estuvo muy cerca del Madrid el pasado verano. El equipo necesitaba refuerzos en la medular, y mientras Zinedine Zidane exigía a Paul Pogba, Florentino Pérez puso otros nombres sobre la mesa. Y uno de ellos era el del danés.

Eriksen termina contrato en junio de 2020 y se presentaba como una muy buena oportunidad de mercado. El Tottenham le hubiera abierto las puertas  a un precio asequible con tal de no llegar al próximo verano y tener que se fuera con la carta de libertad.

Pero Zidane se negó por activa y por pasiva. Y pese a que el jugador ya había dado el “ok”, la operación quedó en nada.

Eriksen quiere salir

El Tottenham, por su parte, se puso manos a la obra con su renovación. Querían asegurarse su continuidad en un proyecto que apuntaba alto.

Pero el jugador ha rechazado todas las propuestas de los británicos. Y en el club han decidido venderlo en enero a un precio low cost y evitar así regalarlo. Aceptarán una oferta de no mucho más de 30 millones. Y el jugador, que ve que los Spurs se van a pique, ya ha dado luz verde a la operación.

Un Eriksen al que Zidane aceptará en el equipo. Sigue queriendo a Pogba, pero el Manchester United ya negocia su mejora de contrato, y Zizou es consciente de que su contratación es prácticamente imposible.

Paul Pogba | EFE

Kane completa el 2x1

Pero Eriksen no es el único crack que Florentino quiere llevarse del Tottenham. El mandatario tiene otro nombre en su agenda. No irá a por él en el mercado invernal, pero el próximo verano quemará todas las naves para llevárselo.

Este es Harry Kane, que lleva tiempo también en la lista de futuribles del ‘presi’. Pérez ya lo quiso en el pasado. Y se han mantenido varias conversaciones tanto con Daniel Levy como con su agente. Y el dirigente está decidido a no dejar pasar más tiempo para hacerse con sus servicios. Le quiere como relevo de Karim Benzema y como nuevo galáctico para el ataque.

Kane huye del naufragio del Tottenham

Un fichaje que el Madrid espera sacar por un máximo de 180 millones de euros. O menos, pues el jugador va loco por salir viendo la que se avecina en el Tottenham. Hará lo posible por salir si el equipo se queda fuera de la Champions la temporada que viene. No querrá seguir en un club que no dispute la máxima competición europea. Aspira a mucho más. Y todo apunta a que el próximo verano será el momento de dar un paso adelante.

Una venta que el Tottenham no tendrá otra opción que aceptar. No retendrá al ariete contra su voluntad. Hacerlo provocaría un incendio monumental. Y eso es lo último que necesita el club británico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad