Messi EFE

“180 millones y al Real Madrid”. El delantero que cambia a Messi por Florentino Pérez (y no va de Neymar ni Mbappé)

stop

El crack que deja tirado al Barça y se acerca al Santiago Bernabéu

17 de junio de 2019 (18:55 CET)

​Florentino Pérez no para. Literalmente. El presidente del Real Madrid es muy consciente que este verano deber dar un golpe encima de la mesa para reconstruir una plantilla muy venida a menos. Y lo está haciendo.

De momento ya son cinco los jugadores fichados: Hazard, Jovic, Mendy, Militao y Rodrygo. Y llegarán más. Por los menos un centrocampista y un delantera. Eso, como mínimo. Falta saber ahora quién.

En el Bernabéu tienen muy claro que la prioridad en la delantera siguen siendo Mbappé y Neymar. Si bien es cierto que hay voces que aseguran que el brasileño está perdiendo fuerza tras sus últimos escándalos, el presidente tiene muy claro que, si se pone a tiro, irá a por él.

En el caso de Kylian la situación es más complicada. Nasser Al-Khelaïfi parece haber enviado un mensaje a los dos cracks: si no están a gusto en París, ya saben dónde está la puerta. Eso sí, ninguno de los dos se marchará sin antes llenar las arcas del club galo.

Neymar y Mbappé | EFE

El delantero que cambia a Messi por Florentino Pérez

Es por eso que en el Bernabéu están evaluando con calma qué otras opciones tienen para reforzar la delantera. Y es que la salida de Gareth Bale se da por hecha en Chamartín.

Sea al precio que sea, Florentino, Zidane y los pesos pesados del vestuario quieren ver partir al galés este mismo verano. Una vez el de Cardiff haga las maletas será el momento de llenar el hueco que deje. Y en este sentido Zidane tiene muy claro quién es su jugador perfecto para hacerlo.

Se trata de Sadio Mané, un jugador que ha estado también en la agenda del Barça de Leo Messi pero que ahora ha descartado cualquier opción de aterrizar en el Camp Nou. De hecho, cuentan desde su entorno que sólo se movería de Anfiled para aterrizar en el feudo blanco.

Sadio Mané | EFE

Las opciones de Florentino Pérez

Eso sí, no será precisamente un fichaje sencillo para Florentino. Mejor dicho, barato. El Liverpool ha dejado muy claro, como hizo ya el año pasado con Mohamed Salah, que no venderá a su delantero por una cifra baja. De ahí que muchos en el entorno blanco avisen: “180 millones y al Real Madrid”.

En Anfield están muy contentos con el rendimiento de Mané y la única forma que tiene el Madrid de hacerse con él es, o bien llega Florentino con un gran cheque con la cifra mencionada o bien mete a un crack en la operación.

Y en ese sentido Jurgen Klopp tiene muy claro quién debe ser el elegido. Y ese no es otro que Marco Asensio. El mallorquín hace tiempo que está en la agenda del técnico alemán. De hecho, el verano pasado intentó ficharlo, pero Florentino se negó.

Jürgen Klopp

Pensó el presidente que, sin Cristiano Ronaldo, Asensio daría un paso adelante y demostraría que podía ser capaz de ser titular indiscutible en el Real. Pero la falta de continuidad ha acabado con Asensio de nuevo como suplente.

Klopp considera que en su Liverpool podría acabar de explotar y estaría por la labor de cambiar a Mané por Asensio y unos cuantos millones más. De momento la operación está en stand by. Y es que en el Madrid no quieren mover ficha hasta ver qué acaba pasando definitivamente con Neymar y Mbappé.

Zidane apuesta por Mané

En cualquier caso, Zidane tiene muy claro (quizás porque ve prácticamente imposible que ninguno de los dos del PSG acabe llegando) que el senegalés sería una incorporación muy acertada.

Y es que el juego del delantero encaja perfectamente con lo que busca Zizou: un tipo de banda, rápido, con regate, físico y con gol. Zizou considera que un tridente formado por Hazard, Benzema y Mané cubriría todos los registros que necesita el Real en su esquema de juego.

Sus 26 goles en 50 partidos esta temporada demuestran que, pese a ser un extremo puro, tiene gol y llegada, mucha llegada. Además, otro de los aspectos que más gustan a Zidane es que es un jugador polivalente, que puede jugar en las tres posiciones de ataque y que, además, puede sacrificarse en defensa.

Veremos hasta qué punto esas ganas que tiene Zidane de verlo vestido de blanco se convierten en una realidad. Eso sí, el Barça ya se puede ir olvidando de ver a Mané vestido de azulgrana. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad