Florentino Pérez | EFE

“160 millones”. Y le cuelga el teléfono a Florentino Pérez: “¿Real Madrid? No, gracias”

stop

Portazo al presidente y al técnico Zinedine Zidane

13 de julio de 2019 (19:06 CET)

Zinedine Zidane no lo quiere. Gareth Bale es uno de los primeros descartes del técnico en su nueva etapa. Desde el primer día que regresó a Chamartín le pidió a Florentino Pérez que le buscara una salida. De hecho, si Zizou le dio minutos fue para ponerlo en el escaparate. Y en cuanto terminó la temporada, por si no le había quedado claro, se lo trasladó directamente al jugador: “Vacía la taquilla, te vas”.

La situación, sin embargo, se encuentra en stand by. Zidane le pidió encarecidamente al presidente que no quería que estuviera en el equipo para cuando empezara la pretemporada. Pero el jugador no se marcha ni con agua caliente.

Bale, a lo suyo

Bale quiere mantener su ficha y, de salir, quiere hacerlo rumbo a un grande. Mientras tanto, Florentino no quiere dejarlo salir por menos de 80 ‘kilos’ Y ningún equipo está dispuesto a asumir ambas exigencias.

Gareth Bale | EFE

El único que podría hacerlo es el Manchester United, que no vería con malos ojos su aterrizaje en Old Trafford. Pero a Bale le tira para atrás que los red devils no jueguen la Champions League la temporada que viene. A sus 30 años quiere quemar bien sus cartuchos. Y no le interesa pasar un año alejado de la Liga de Campeones. Y mientras tanto, se va devaluando.

El Madrid mueve ficha con Bale

En el Madrid hace tiempo que se han cansado y que prefirieron pasar a la acción. Si Bale se quiere quedar, que se quede, pero a sabiendas de que no tendrá minutos. Y hace días que se lo han hecho saber. Ya no están para historias con el de Cardiff. Y no es un secreto que en la planta noble del Santiago Bernabéu ya le están buscando sustituto. Y tampoco que la orden es de Zidane.

Florentino Pérez, por su parte, preferiría que Vinícius, que no tendrá sitio en la izquierda tras la llegada de Eden Hazard, sea su el relevo de Bale. Es su fichaje y sueña con verlo triunfar cuanto antes en el Bernabéu.

Vinícius | EFE

Las propuestas de Zidane

Pero Zidane no confía en el brasileño. Prefiere que de momento forme parte de la unidad B. Le ve demasiado verde para adquirir tantas responsabilidades. Y son varias las opciones que ha propuesto al ‘presi’ para esta segunda etapa en la capital.

El que hubiera gustado tanto a Florentino como al míster galo es Kylian Mbappé. El delantero francés es el sueño de ZZ para completar un tridente letal junto a Benzema y Hazard. Pero el traspaso del francés es “imposible”. La inversión sería demasiado elevada. 

 

Y eso en caso de poder llevarla a cabo. Porque desde el Madrid lo han intentado, pero Nasser Al-Khelaïfi lo ha declarado intransferible. Y el tuit que publicó Mbappé recientemente en el que aparecía con la nueva camiseta del Paris Saint-Germain y con el mensaje “Esto es París” dejó claro que el delantero, al menos de momento, no se movería del Parque de los Príncipes.

Plan B a Mbappé

La otra opción que gusta al técnico es la de Sadio Mané. El senegalés ha sumado este curso 26 goles y 5 asistencias en 50 partidos, siendo uno de los mejores de la Premier League una pieza clave para que los reds se alzaran con la Champions League en el Wanda Metropolitano.

Pero estos dos no son los únicos que se han tanteado desde la cúpula merengue. Tal y como recogía Diario Gol esta semana, se conoce que también han preguntado por la situación de Paulo Dybala.

Una operación que podría situarse en los 100 millones de euros y que sería perfectamente asumible por el Madrid por un crack como el argentino.

Portazo a Zidane, a Florentino y al Real Madrid (y a Ramos)

Pero Zidane busca un jugador más de banda y con más velocidad. Un futbolista al estilo Mohamed Salah, por el que también han preguntado en las últimas semanas. Así lo asegura el Mirror inglés. Asegura el rotativo que el Madrid ha llegado a ofrecer hasta “160 millones” de euros por su fichaje.

Cuentan, no obstante, que Jürgen Klopp se negó en rotundo. Y no solo él. El propio jugador colgó el teléfono: “¿Real Madrid? No, gracias”. Y el motivo del rechazo no es solo monetario. De hecho, el año pasado también rechazó a los blancos por la misma razón.

Salah no olvida el percance que tuvo con Ramos en la final de la Decimotercera y que le obligó a dejar el terreno de juego a la media hora de partido. Y tampoco lo perdona.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad