Florentino Pérez | EFE

“160 millones y al Madrid”. Florentino Pérez tiene una traca final (y no va de Mbappé, Neymar y compañía)

stop

La operación sorpresa de última hora que prepara el presidente blanco

21 de junio de 2019 (12:03 CET)

En el Real Madrid quieren volver a dominar Europa como lo han hecho en los últimos años. Florentino Pérez quiere marcar una época como también hizo el Milan de Sacchi. Y los movimientos que se están produciendo en la plantilla y los que están por venir así lo demuestra.

Entre ellos está la salida de Gareth Bale. El galés no cuenta para Zinedine Zidane, que ya se lo ha comunicado al jugador y a Florentino Pérez. De hecho, Zidane ya le quitó la titularidad y le relegó al banquillo en su primera etapa en el club merengue. Jugadores como Marco Asensio o Lucas Vázquez le pasaron al galés por delante.

Declaración de intenciones de Zidane a Bale

Y desde la vuelta del míster la dinámica ha sido la misma. De los once partido que ha dirigido en el último tramo de la temporada, Bale solo ha sido titular en cuatro. Y fue principalmente para ponerlo en el escaparate, no por gusto del técnico.

Además, se quedó fuera en dos de las tres últimas convocatorias, y en el último partido del año en el Santiago Bernabéu, que muy probablemente habrá sido el último de Bale en el Madrid, no jugó ni un minuto. Zidane ni le dejó despedirse de la afición.

Los motivos de la decisión de Zidane son variados. Por un lado, ZZ no está contento con su rendimiento deportivo. Sus números dejan muchísimo que desear. No son los de un crack que aspire a liderar un equipo. Y esta falta de liderazgo también ha influido en la decisión del técnico.

Gareth Bale cava su tumba

Por otro, los episodios de desidia y pasotismo del Bale, de los que Zizou ha sido testigo en primera persona. El míster no olvida, por ejemplo, cuando en su primera etapa el de Cardiff se dejó las botas de fútbol dentro del vestuario en un partido en el que empezó de suplente. El delantero tuvo que volver al vestuario con el partido empezado.

Resultado de imagen de bale banquillo leganes

De hecho, esta indiferencia se pudo comprobar en el último partido de este curso contra el Real Betis. Un choque que el Madrid perdió y que mientras transcurría Bale se lo pasaba en grande en el banquillo. Como si la cosa no fuera con él y como si todo se tratara de una broma. Las risas no cesaron a medida que el Real Betis se iba imponiendo en el marcador.

Y más tarde, una vez finalizado el partido enfiló el camino de los vestuarios rápidamente, a diferencia de otros jugadores como Keylor Navas, que estuvo despidiéndose de la afición durante unos minutos.

El Real Madrid busca una salida a Bale

De momento las ofertas que llegan no cubren las pretensiones de Florentino Pérez. Y el jugador tampoco aceptará el primer contrato que le pongan por delante. No saldrá para cobrar menos o para ir a un club menor. Y ojo, porque una entidad grande como el Manchester United sí están interesados en sus servicios. Pero el delantero no quiere jugar en un equipo que el año que viene no jugará la Champions League.

Aun así, en el Real esperan encontrarle finalmente una salida. Y ya están buscando a su sustituto. Al menos, si no sale, le dejarán claro que es una de las últimas opciones para el míster.

Florentino Pérez prepara la operación de relevo de Bale

El que todos querrían en Chamartín, como no, es Kylian Mbappé. Pero en Concha Espina con conscientes de la dificultad de su fichaje. El Paris Saint-Germain y Nasser Al-Khelaïfi no quieren negociar. Y si lo hacen será por cifras de locura.

Mbappé | EFE

Los madridistas no lo perderán de vista, pero tampoco se quedarán con los brazos cruzados. Y ya han empezado a trabajar en otras opciones. Sin prisa, por su la situación de Mbappé cambia, pero sin pausa. No se pillarán los dedos esperando eternamente. Y ya tienen un plan B en marcha.

Florentino Pérez ya trabaja en Mané

Este es Sadio Mané, del Liverpool. El senegalés ha sumado este curso 26 goles y 5 asistencias en 50 partidos, siendo uno de los mejores de la Premier League una pieza clave para que los reds se alzaran con la Champions League en el Wanda Metropolitano.

Un jugador por el que el Real ya conoce el precio. “160 millones y al Madrid”, afirman en la capital. Un coste que sí es bastante elevado, pero que son cifras mucho más asequibles que las que el Madrid tendría que desembolsar por Mbappé.

Los blancos, como decíamos, no pierden de vista a Mbappé. Seguirán muy atentos a sus movimientos. Y tampoco hay oferta en firme al Liverpool. Pero seguirán avanzando en la operación del africano hasta el final mientras la situación de Kylian no cambie. Y las intenciones de Florentino pasan por no demorar el asunto demasiado tiempo, con lo que cada día que pasa Mbappé se aleja un poco más mientras Mané se acerca a la capital.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad