Shakira protagoniza un broncazo bestial en pleno centro de Madrid

stop

El blanco de todas las críticas 

Shakira vuelve a dejar en evidencia a Antonella Roccuzzo

04 de junio de 2017 (13:37 CET)

Está presente. El pasado sábado, el Real Madrid puso el broche de oro al curso por todo lo alto. Venciendo contundentemente a la Juventus de Turín (1-4), los merengues le borraron la sonrisa a los italianos y, de paso, a gran parte del barcelonismo.

Y es que por primera vez en la historia, un equipo consiguió convertirse por segundo año consecutivo en campeón de la Champions. Con Zinedine Zidane al frente y con un Cristiano Ronaldo imparable, los madridistas conquistaron la Duodécima en Cardiff.

Este logro se suma al título liguero. Tras cinco años sin conseguirlo, el conjunto blanco se proclamó también campeón de la Liga. Así pues, un Doblete de Oro histórico que ya está haciendo estragos en el centro de Madrid.

La celebración más esperada

En las últimas horas, la fiesta ha estado –y está- servida en la capital española. Esta misma tarde, el conjunto de Zizou acudirá a la Cibeles y, seguidamente, la celebración continuará en el Santiago Bernabéu. Por ello, las calles madrileñas son un auténtico festival. No dan tregua.

Como era de esperar, está celebración no está dejando a títere con cabeza. Con euforia y emoción en estado puro, el madridismo se ha volcado con su equipo. Por todo lo alto. Se acuerdan de todos.

Y es que como suele ser típico en estos festejos, gran parte del madridismo se ha acordado de los rivales. Especialmente, uno de los más recordados de esta fiesta está siendo Gerard Pique.

El líder del FC Barcelona ha calentado mucho el ambiente durante toda la temporada, por lo que el madridismo ha contestado. Tal como hizo en la fiesta del título liguero, al unisón de "Piqué, cabrón, saluda al campeón", los seguidores merengues han servido su peculiar venganza al jugador culé.

Sin embargo, esta tirria del madridismo hacia el veterano azulgrana, deja otro daño colateral importante: Shakira. Evidentemente, la pareja de Gerard –que en muchas ocasiones se ha mojado para defender al barcelonista- también se ha visto salpicada.

Los dos lados de la moneda

Mientras que el rol del líder barcelonista pasa por desatar pasiones entre los culés y levantar envidias entre los merengues, Shak se ha mojado más de la cuenta innecesariamente. Le está pasando factura. Y es que la barranquillera es una artista que debería estar en el punto de mira por sus hits y no por sus continuados guiños al Barça y, especialmente, a Piqué.

Como era de esperar, los detalles incendiarios de Piqué le están pasando factura a la colombiana en Madrid. La de artista desata pasiones, pero desde que está con el culé también odios en tierras españolas. A partes iguales.

Por su carácter peculiar y egocéntrico, Gerard es un jugador que no pasa desapercibido. Los comentarios, las vaciladas y las incendiarias declaraciones le refuerzan en el Camp Nou, pero le generan enemigos en muchas otros estadios. En especial, en el Bernabéu.

Así pues, Shakira se ha visto involucrada en esta oleada de detractores que señalan al defensa. Ahora que la euforia reina en Madrid, Piqué y Shak se han convertido en el blanco de todas las críticas. Quien juega con fuego, se quema.