Sara Carbonero no siempre acierta| EFE

“Sara Carbonero no está ni para traer cafés”. La venganza de Pilar Rubio (y la puñalada de Jorge Javier Vázquez)

stop

El baile de nombres en Telecinco abre viejas heridas

01 de octubre de 2017 (18:53 CET)

Telecinco ha comenzado el año televisivo en un vaivén de cifras de audiencia al que no está acostumbrado. Con el dubitativo arranque de Gran Hermano Revolution y Sálvame Deluxe, son muchas las voces se acuerdan de las estrellas perdidas por la cadena.

Jorge Javier Vázquez, imagen indiscutible del canal de Mediaset, no duda en apuntar a la figura que ayudaría a impulsar su número de telespectadores. El presentador critica en privado la decisión de dejar escapar a Pilar Rubio.

La popular colaboradora de El Hormiguero se ha convertido en una garantía de éxito. Sus apariciones en el programa de Pablo Motos copan el minuto de oro de la televisión durante la semana.

Para Jorge Javier, Rubio no fue valorada debidamente en Telecinco. El fracaso de sus programas respondió más a una mala propuesta que a su capacidad de liderar en solitario un nuevo programa.

En el intento de reinventarse del grupo mediático, muchas voces reclaman la vuelta de una Sara Carbonero que alargó  su excedencia para seguir disfrutando de su Slow Life en Oporto.

La periodista deportiva, no obstante, ha ido perdiendo una base de seguidores entre la audiencia, y las redes sociales muestran el desencanto con sus últimos proyectos asegurando que “Sara Carbonero no está ni para traer cafés”.

El último programa presentado por la mujer de Iker Casillas fue inmediatamente trasladado a Divinity y desde entonces no ha vuelto a ponerse frente a las cámaras. Mientras Carbonero disfruta su retiro en Portugal, Pilar Rubio goza de su éxito en la cadena rival. Jorge Javier Vázquez no se vale sólo para llevar al canal en volandas.