Sara Carbonero atraviesa un mal momento profesional| EFE

“Sara Carbonero no está ni para traer cafés”. El lío en Telecinco

stop

La presentadora no pasa por su mejor momento

14 de octubre de 2017 (17:23 CET)

La fama se esfuma a la velocidad de la luz. Si hace años Sara Carbonero era la periodista deportiva de moda en España, hoy apenas tiene transcendencia en el mundo de la televisión. Lejos quedan aquellas estratosféricas audiencias cuando presentaba los Deportes en Telecinco.

Hace ya  más de dos años, la toledana decidió pedir una excedencia en su cadena para acompañar a Iker Casillas en su aventura portuguesa en el Porto FC. La comunicadora quería centrarse en su familia y abrir nuevos horizontes personales. La moda y el estilo de vida fueron sus mejores refugios.  

El desastre de 'Quiero ser'

Apartada de las cámaras, la mujer de Casillas cambió de vida en Oporto a la espera de que le llegara un proyecto profesional de su agrado para regresar por la puerta grande. Tras un año, a la influencer se le presentó la oportunidad de presentar un programa más a su gusto: Quiero ser, un espacio dedicado a la promoción de jóvenes diseñadores de moda.

Las audiencias fueron tan bajas y el resultado tan desastroso que la mujer de Casillas tuvo que marcharse por la puerta de atrás hace hoy un año. Es más, tras la ampliación de la excedencia, muchos dudan ahora que Sara regrese a la que en su día fue su casa: Mediaset.

Atrás ha quedado todo el ‘boom’ Carbonero que empezó con el famoso beso de Iker en el Mundial de fútbol de Sudáfrica.  La fama y el prestigio que había cosechado la periodista se ha esfumado. Los focos se han apagado.

Tanto es así que incluso en las redes sociales se pueden leer frases como “Sara Carbonero no está ni para traer cafés”. Pocos piensan ya que la ahora it girl pueda volver a triunfar como lo hizo en su momento.