Pilar Rubio avisa a Sara Carbonero ("Paula Echevarría terminará en un teatro de barrio")

stop

La mujer de Sergio Ramos marca el camino a seguir

Paula Echevarría se come a Sara Carbonero en imagen e influencia

28 de abril de 2017 (19:01 CET)

Cada una a lo suyo. A día de hoy, tanto Paula Echevarría como Sara Carbonero y Pilar Rubo son influencers de moda. Las it girls han sabido sacar tajada de las redes sociales. Las divas han complementado su trabajo con la popularidad que les otorga el mundo 2.0.

Por ello, en los últimos meses, la popularidad de las tres televisivas ha crecido como la espuma. Mientras que la asturiana se lleva la palma con 1,6 millones de seguidores en Instagram, Sara y Pilar han puesto la directa. Reducen distancias.

Diferentes vías

Cada una a su manera, han conseguido escalar hasta lo más alto. Los proyectos les llueven. Y es que más allá de sus respectivos trabajos, las tres morenas se mantienen en el escaparate por sus campañas publicitarias. Son una gran baza para las principales firmas.

Ahora bien, lo cierto es que cada una sigue su método. Hasta ahora, Paula y Sara han seguido una metodología muy similar. Naturales y elegantes pero discretas, las dos bellezas han salido beneficiadas de su vida personal. Las historias de amor de ambas han enamorado al público. Un perfil similar.

No dan tregua

La marca 'Echevarría-Bustamante' era la envidia del panorama mediático. Con una pequeña en común, el matrimonio hacía gala de su amor a sol y a sombra. Por ello, ahora que ha salido a la luz el distanciamiento de la pareja, la caída es total.

La actriz de Candás ya no vende la imagen idílica de los últimos años. Ahora, el revuelo ha hecho subir considerablemente su caché, ya que los protagonistas han mantenido el silencio, aunque a medio plazo la imagen quedará tocada.

Aquello que ha servido de trampolín a Paula ha quedado en papel mojado. Y es que la reconciliación está en el tintero, aunque es una evidencia que la marca 'Paula-Busta' no será lo mismo.

Esta caída es total, ya que tanto el cantante como la modelo han sacado tajada de su felicidad. Era un seguro para ambos. En cambio, ahora Echevarría volará sin seguro. Un cambio total.

Y es que los seguidores no han tardado en mostrar su opinión en las redes sociales. Mientras que la gran mayoría apoyan la faceta de modelo y actriz de la asturiana, otros más críticos lanzan pullas: "Paula Echevarría terminará en un teatro de barrio", es uno de los ejemplos.

Un camino muy distinto

Por lo contrario, Rubio ha utilizado un método muy distinto. A diferencia de otras WAGs, la madrileña ha querido mantener la distancia pública con Sergio Ramos.

La presentadora es consciente de que la popularidad del madridista es un seguro para ella, aunque en el trabajo no quiere mezclar temas.

Mientras que Paula y Sara hablan de su vida personal sin problema, Pilar no  contesta preguntas acerca su vida amorosa. El trabajo es el trabajo.

Por ello, el crecimiento está siendo más lento, aunque los pasos son en firme. Tras la polémica que ha salpicado a Echevarría en las últimas semanas, la forma de avanzar de Pilar es un mensaje implícito hacia Carbonero. Separa.