Paula Echevarría manda un recadito a Pilar Rubio de Sergio Ramos

stop

La última hora de la crisis con David Bustamante

Las fotos que esconde Paula Echevarría

22 de abril de 2017 (09:54 CET)

El cuento de nunca acabar. Tras unas semanas más que removidas con los rumores de separación, el ambiente para Paula Echevarría y David Bustamante sigue caldeado. Las habladurías no cesan y las especulaciones crecen a marchas forzadas.

Tanto es así que la presión mediática sigue trabajando para dar las declaraciones más esperadas. Y es que aunque los propios protagonistas hayan afirmado una y otra vez que el divorcio no es un hecho y que no darán alas a las especulaciones, la realidad es que la llama no cesa.

En este caso, el último en dar un paso al frente ha sido el cantante. Ante las continuadas visitas de los reporteros a la puerta de su casa, el cántabro ha estallado.

"Por favor, no va a haber más declaraciones. Está sufriendo una niña, nuestros padres, los estáis matando poco a poco. De verdad, dejarnos vivir tranquilos. No es normal, parece que hemos hecho una barbaridad…", ha reclamado el ex triunfito.

Aviso a navegantes

Este cuento que parece ir para largo no ha dejado a nadie indiferente. Aunque de puertas para fuera, la discreción reina entre los compañeros y amigos de la pareja, entre bambalinas el mensaje es claro.

Paula y David eran la pareja ideal; la familia más envidiada y el matrimonio perfecto. Esta realidad era un gran gancho, por lo que las marcas les reclamaban y la marca 'Busta-Echevarría' estuvo a la orden del día.

Ahora bien, de la noche a la mañana, los lógicos problemas sentimentales pueden pasar factura. Y es que en temas de amor, nunca se sabe. Las cosas se pueden ir al traste, por lo que es muy importante que cada uno forje su lado profesional por separado.

Este mensaje, que indirectamente ha sido enviado por Paula, ha alertado a las parejas de moda. Pilar Rubio y Sergio Ramos son el mejor ejemplo.

La colaboradora de El Hormiguero se encuentra en su mejor momento profesional. El resurgir de la presentadora es una evidencia en Atresmedia.

Ahora bien, más allá de su profesionalidad y madurez, el hecho de estar con el líder del Real Madrid es un buen trampolín para la televisiva. La felicidad y la imagen de familia idílica venden como nada. Cuidado. Todo puede pasar.