Brutales las cifras  | EFE

La niña rica que amenaza a Sara Carbonero

stop

La presentadora tiene competencia de una figura inesperada

03 de septiembre de 2017 (18:02 CET)

Cuando decidió seguir a Iker Casillas en su aventura en Portugal, Sara Carbonero comenzó una nueva etapa profesional que le obligó a reinventarse.

Su salto al estrellato televisivo fue a través del deporte -gracias a lo cual conoció  al portero del Real Madrid- y en su mudanza a Oporto no debía fijarse nuevos retos. Decidió apostar por la moda y el resultado fue de lo más satisfactorio.

Carbonero comenzó una colaboración con Elle para dar rienda suelta a su pasión por la escritura y fue moldeando sus redes sociales a golpe de publicación. Consiguió deshacer su asociación con el mundo del futbol y ahora triunfa como referencia de estilo.

Sus rol como influencer en España y sus múltiples colaboraciones con marcas de ropa le colocan en el altar de la moda. Pero la ha surgido una competidora inesperada , Eugenia Ortiz Domecq.