La cara bonita que manda para casa a Sara Carbonero (y no es Paula Echevarría)

stop

La mujer de Iker Casillas ha tocado fondo

Paula Echevarría se come a Sara Carbonero en imagen e influencia

20 de mayo de 2017 (18:06 CET)

La imagen de Sara Carbonero cae en picado. Tocó techo en 2010, con el beso que le dio Iker Casillas tras conquistar el Mundial de Sudáfrica y que dio la vuelta al mundo.

Han pasado siete años y las cosas han cambiado mucho. Iker, mucho más aburrido en Oporto, se lo pasa en grande con sus redes sociales. Mientras el portero se centra en Facebook y Twitter, Sara le pega más fuerte a Instagram.

La red de las fotografías es un filón para las famosas, que llegan a muchísima gente con sus fotos, a menudo sensuales, o simplemente descriptivas.

Para ellas, Instagram es ideal porque muestran su atractivo físico. Pero las grandes marcas exigen algo más.

Hay muchas caras bonitas que le han pasado la mano por la cara a Sara en los últimos tiempos. Las mujeres de moda ahora son Paula Echevarría y Cristina Pedroche.

La primera aparece por todas partes debido a su reciente separación de David Bustamante. Su representante, Ana Tenorio, se pasa el día apagando fuegos. 

Cristina Pedroche, que también ha tenido algún que otro lío con David Muñoz, se agenció recientemente las marcas Puma e Ipanema. Esta última era de Sara un tiempo atrás.

Sin embargo, la última cara bonita que se impone a Sara es la actriz Clara Lago, que posó para Ipanema entre medias de la Carbonero y la Pedroche.

El marketing ha hablado

Así lo resumió el reputado Santiago de Mollinedo, director de Personality Media, en declaraciones a Vanitatis.

"Aunque ese año (2015) la imagen de Ipanema era Clara Lago, a Sara la conoce el 96% de la población y a Clara el 78%. Pero Lago presenta variables de imagen por encima de Carbonero: es más natural y cercana".