El último capricho millonario de Sara Carbonero en Madrid le sale por un ojo de la cara a Iker Casillas

stop

El ex portero del Real Madrid parece un pozo sin fondo para su esposa

Florentino Pérez cuenta la verdad de Sara Carbonero con Iker Casillas

24 de abril de 2017 (20:17 CET)

¡Salta la banca! Sara Carbonero e Iker Casillas están felizmente acomodados en Oporto. Desde hace más de un año y medio, la familia del guardameta español vive en la tranquila ciudad lusa.

Tras dejar su asiento al frente de los Deportes de Telecinco por amor, la toledana ha ido a mejor. En Portugal, la popular pareja ha dado un gran paso al frente, tanto profesional como personalmente.

Sin embargo, algunas cosas dan visos de comenzar a torcerse. Desde que dejó el Real Madrid, la economía de Casillas no es tan boyante. Y sus negocios han ido a peor. Pero Sara sigue viendo a su marido como un pozo sin fondo. 

No les falta de nada

Mientras que Casillas ha recuperado la tan ansiada confianza en sí mismo bajo los palos del equipo portugués, Sara ha reconvertido su imagen como icono de la moda. Centrada en sus actos publicitarios, en su blog y en la empresa Slow Love, la joven compagina todo aquello que le permita seguir al cuidado de los dos pequeños.

Y es que en Oporto, el portero y la presentadora han afianzado la familia. En los últimos meses, Iker y Sara se han dado el "sí, quiero" y, además, han ampliado el clan con el pequeño Lucas. Los dos principitos de la casa son la prioridad máxima.

Sin embargo, ambos son conscientes de que la estancia de Casillas en Portugal tiene fecha de caducidad. Cierto es que mientras estén satisfechos, el portero pondrá todo de su parte para alargar su continuidad en el Oporto.

El broche de oro

Aun así, la familia siempre ha mostrado su voluntad de regresar, cuando llegue el momento idóneo, a Madrid. Por ello, parece que desde tierras lusas Sara e Iker han estado al corriente de las obras para poner el broche de oro a su casa en la capital española. Ya está lista.

Tal como adelantó Diario Gol el pasado verano, el matrimonio puso en marcha su capricho millonario: reformar la casa que le compraron a Lydia Bosch.

El madrileño y la toledana adquirieron la casa en 2014 pero la dejaron en stand by. Por ello, a partir de verano, comenzaron las obras para dejarla a punto.

¡Más de 2,6 millones!

A día de hoy, parece que todo está como ellos desean. No falta de nada. El inmueble está valorado en 2,6 millones de euros. Pero las fuentes del sector aseguran que "Casillas se ha dejado un ojo de la cara en ella, casi el doble de lo que realmente cuesta". 

Tiene cinco dormitorios, seis baños, dos salones, un salón de juegos, una cocina y un cuarto de servicio. Todas estas prestaciones están divididas en cuatro plantas que en total suman 750 metros cuadrados, tal como desveló Vanitatis. 

Pero esto no es todo. Y es que Sara e Iker también gozarán de una piscina privada y una ubicación excelente con altas medidas de seguridad las 24 horas del día. Una casa de la que ya pueden disfrutar en sus escapadas a Madrid.

 

¡Buenos días, Madrid ! Are you ready for tonight? #ellestyleawards #estudiando #happy30elle #home

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el26 de Oct de 2016 a la(s) 3:52 PDT

 

▫️FAMILY TIME▫️ #despidiendoelverano #despidiéndonosdeMadrid #amigos #buenosratos #graciasIsaporlafoto

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el4 de Sep de 2016 a la(s) 7:02 PDT