La fotos olvidadas de Cristina Pedroche que arrasan en Internet| Instagram

Cristina Pedroche sale a palos de Londres con David Muñoz (“Es comida para gatos”)

stop

La presentadora se estampa en su aventura empresarial

20 de septiembre de 2017 (15:56 CET)

Lost in translation, la película de Sofia Coppola sobre la soledad de un actor alojado en un hotel en Japón refleja lo difícil que es comunicarse cuando no se comparte el mismo idioma.

Igual que le pasa al personaje encarnado por Bill Murray, Cristina Pedroche y David Muñoz parecen no llegar a descifrar al público británico. O tal vez sean los propios ingleses quienes no terminen de entender el extravagante estilo del chef madrileño.

StreetXO abrió sus puertas en Londres bajo una gran expectativa. La aventura empresarial de Cristina Pedroche en apoyo de su marido era un proyecto de gran envergadura. Trasladar el éxito del restaurante en la capital española, DiverXO, al epicentro europeo de la gastronomía suponía todo un reto.

Por el momento, el viaje está resultando fallido. Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz se han dado de morros con las críticas más contundentes contra su apuesta personal.

Una comparativa demoledora

“Es comida para gatos”. Así de directo es el ataque de la periodista británica del London Evening Standard Fay Maschler a uno de los platos estrella del recientemente inaugurado local.

La crítica gastronómica ha vertido unas críticas demoledoras y su símil sobre el plato del estrella Michelín es toda una sentencia. El ataque, no obstante, no acabó ahí. La periodista también vapuleó la decoración del local y la estridente música que “hacía imposible la conversación”.

Las críticas al restaurante, por desgracia, se repiten en Tripadvisor y Cristina Pedroche ha volcado sus esfuerzos en tratar de revertir la mala propaganda que se está generando sobre StreetXO.

Ni corta ni perezosa, en las últimas semanas ha compartido varias fotos de los distintos platos que se pueden probar en el restaurante para animar a sus seguidores a  degustarlos. La presentadora explica detalladamente cada uno de los platos que presenta, pero olvida mencionar el precio de los mismos. Pedroche y Muñoz se arremangan la camisa para sacar la cocina adelante.