Cristina Pedroche protagoniza una bronca bestial ("Lo que falta del boquerón se lo comió el cocinero") 

stop

La mujer de Dabiz tapa las críticas más duras

Cristina Pedroche enciende la mecha de otra polémica en las redes sociales

25 de mayo de 2017 (16:37 CET)

Sube el pan. En los últimos meses, Cristina Pedroche ha estado en el punto de mira con varios frentes abiertos. Totalmente integrada en Atresmedia, la vallecana es la reina de La Sexta.

Con sus colaboraciones diarias en Zapeando, la comunicadora brilla con luz propia en el plató de Frank Blanco. Sus sonados estilismos diarios generan máxima expectación, por lo que Pedroche juega con esta carta a su favor. Marca tendencia.

Sin embargo, la televisión no es el único tema que Cristina tiene en el tintero. Las redes sociales también se han convertido en una gran baza.

Con 1,4 millones de seguidores en Instagram y 2,2 millones en Twitter, la madrileña es un gran atractivo como influencer del momento. Las marcas le reclaman y los aluviones de críticas –positivas y negativas- no cesan.

Volcada con StreetXO

Aun, así, aquí no queda todo. Otro gancho que sirve a la presentadora de trampolín es su historia de amor con David Muñoz. El reconocido chef y la televisiva protagonizan una de los romances más envidiados. Su peculiar boda estuvo en el foco mediático y, desde entonces, no se han separado.

Más acaramelados y románticos que nunca, Cristina y David son auténticos cómplices. Tanto es así que la vallecana no duda en defender a capa y espada los restaurantes de su marido. De hecho, Cristina aprovecha su tirón en las redes sociales para promocionar el DiverXO y Street XO London de Muñoz. Es el mejor escaparate.

La otra cara de la moneda

Aunque la diva no duda en mojarse, este paso hacia adelante es un arma de doble filo. Pedroche sabe sacar tajada, pero las críticas no faltan.

Los gestos de Pedroche –que publicita los platos de Dabiz como si fueran del alcance de todos los públicos- no gustan nada a muchos de los fans de la cara bonita.

Y es que la morena ha dado un paso al frente para defender las críticas que han acechado a los restaurantes de su querido esposo.

En la popular web Tripadvisor son muchos los detractores del reputado restaurante. "Toda la cena iba de ilusión a desilusión, pero el punto de inflexión fue la Raspa de Boquerón. Lo que nadie se comería, lo que todo el mundo tira, llega David y te lo pone como plato, frita y con una guarnición casi tan lamentable: tres minipatatas frías y sin gracia", apunta un cliente.

"El momento Raspa de Boquerón merece un apartado especial. Esa raspa se me ha quedado atravesada desde que fui y, sobre todo, con el comentario del camarero al presentarla: Lo que falta del boquerón se lo ha comido el cocinero", opina otro comensal.

Pedroche no entra al trapo y sigue defendiendo a capa y espada a su pareja. Cierto es que los precios descomunales del local molestan a muchos seguidores, ya que no es apto para todos los bolsillos. Aun así, Cristina sigue sacando pecho y publicita a su chef siempre que puede. Oídos sordos.