Amaia o el lío de cuernos con Alfred que arrasa OT (“¿Quién es la otra?”)

stop

El problema que separa a la pareja formada en la academia de Operación Triunfo

Amaia o el lío de cuernos con Alfred que arrasa OT (“¿Quién es la otra?”)

13 de julio de 2018 (12:47 CET)

Amaia Romero y Alfred García fueron una de las sensaciones de la última edición de Operación Triunfo. La pareja se ganó el cariño de la mayoría de los telespectadores con su historia de amor, nacida en el seno de la academia y confirmada con el beso que se dieron en público en una de sus actuaciones.

Juntos participaron en Eurovisión, y aunque no obtuvieron el resultado esperado (fueron decimoctavos), sus seguidores se sintieron de lo más orgullosos de sus ídolos. Así se lo hicieron saber a ambos en las redes sociales, así como en los conciertos de OT que han ofrecido por España.

Amaia o el lío con Alfred que pone OT patas arriba | EFE

La pasión entre Amaia y Alfred se enfría

Sin embargo, algo dejó de funcionar en la pareja días después de su incursión en Eurovisión. De repente dejaron de hacer apariciones públicas en conjunto, al margen de las obligadas por contrato, mientras que ninguno de los dos ha hecho mención al otro en sus últimas publicaciones.

La preocupación entre sus followers aumentó cuando Amaia colgó en su Instagram una instantánea en la que, suponiendo que era ella, se le veía medio cuerpo y se apreciaba que había adelgazado en gran medida desde su salida de la academia, tal y como señalaron algunos usuarios.

Amaia OT

Los rumores sobre una posible ruptura no han dejado de surgir desde entonces. Las malas lenguas apuntaron que el motivo podría haber sido que a Alfred solo le interesaba actuar en Eurovisión y que por ello se habría juntado a Amaia, mientras que otros apuntan en otra dirección.

Alfred se centra en su otro gran amor

“¿Quién es la otra?”, preguntan en internet, y es que Alfred habría encontrado otra compañía en la que refugiarse.

Se habla de distancia en el entorno de la pareja pero porque para Alfred la gran prioridad ahora mismo es su carrera.

Al joven catalán ya no le llaman para bolos ni tiene periodistas que se preocupen por sus andanzas. Asimismo, Alfred sabe que deberá espabilar si no quiere que el globo se deshinche y salga disparado de la rueda definitivamente, y por eso se habría centrado en su otro gran amor: la música.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad