“Vomitivo”. El último negocio de Kiko Jiménez y Sofía Suescun. “Os aprovecháis de la España analfabeta”

¡Menudo lío!

Fotografía: “Vomitivo”. El último negocio de Kiko Jiménez y Sofía Suescun. “Os aprovecháis de la España analfabeta”
Fotografía: “Vomitivo”. El último negocio de Kiko Jiménez y Sofía Suescun. “Os aprovecháis de la España analfabeta”

Kiko Jiménez y Sofía Suescun no paran de utilizar e inventar acontecimientos en sus vidas para monetizarlos de inmediato. Un sector del público ya ha detectado la estrategia de la pareja y no se cree como antes sus revelaciones. El último negocio tendría que ver con un tema familiar que ha explotado en La Casa Fuerte.

En el concurso de telerrealidad que cumplió las expectativas del verano, dos de los integrantes más importantes fueron Maite Galdeano y Cristian Suescun. Madre e hijo llegaron con la intención de hacer que sus polémicas se llevaran la mayor atención.

Ahora, luego de haber finalizado el concurso que dejó a Leticia Sabater y Yola Berrocal como ganadoras, los comentarios se los llevó el problema de la familia Suescun.

sofía suescun y rafa mora

Y es que Sofía Suescun se ha vuelto en contra de su hermano para apoyar a su madre. La pareja de Kiko Jiménez atacó a su hermano como si de un guion preestablecido se tratase en declaraciones para Lecturas: “Es un cobarde, dice que estuvo con Yola Berrocal porque mi madre se lo dijo”.

“He sufrido un montón, lo he pasado muy mal viendo a mi madre triste, y mi hermano no sacaba la cara por mi madre. Me ponía enferma. (…) Y es muy cobarde, dice que estuvo con Yola Berrocal porque mi madre se lo dijo, en vez de aceptar que tuvo un calentón con ella en el reality, y tonteaba con ella”, agregaba Sofía Suescun.

Kiko Jiménez y Sofía Suescun pierden credibilidad

kiko jiménez

Como colaborador es muy importante la credibilidad, pero a Jiménez y Suescun se les ha escapado, pues esta polémica solo es señal de que ya no saben qué vender, por lo que siguen creando eventos conflictivos. Este último show y muchos otros solo lo creen los analfabetos, que hasta ahora son un número mucho mayor del que podría imaginarse con anticipación.

Si Kiko Jiménez y Sofía Suescun no quieren bajarse de la ola del éxito, deben reinventarse con algo más real y genuino, o al menos es lo que se exige desde las redes sociales.