Sábado Deluxe negocia con un testimonio del pasado de María Teresa Campos

El programa estrella de Telecinco los fines de semana Sábado Deluxe tiene en el punto de mira a María Teresa Campos

María Teresa Campos
María Teresa Campos

La entrevista de María Teresa Campos en Sábado Deluxe ha provocado un nuevo enfrentamiento entre el clan de la veterana periodista y la cadena de Paolo Vasile. Por un lado, desde la visión de Campos, la cadena no transparente y no hizo otra cosa que montarle una trampa, como aseguran fuentes cercanas a María Teresa a El Español.

Es más, cuentan en el citado medio que la periodista, que en otros tiempo fue una de las principales caras de la cadena y una mujer que le dio mucha audiencia a Vasile, María Teresa está muy dolida por lo sucedido.

Sábado Deluxe y el testimonio del pasado

Por parte de la cadena, como suele ser habitual en estos casos, todos han cerrado filas y consideran sobre todo desde Sálvame, que María Teresa rehuyó los temas más interesantes y que, sobre todo, ella era la primera que sabía dónde se metía.

En este sentido, es en el citado medio donde apuntan que la idea de Sábado Deluxe no es otra que la de seguir insistiendo en esta vía y es por eso que está intentando negociar con María Silva, la asistente de Campos que apareció en el reality Las Campos y que desapareció tras unas vacaciones de verano sin dejar rastro y que provocó una fuerte polémica en torno a la familia.

Evidentemente en el Deluxe saben muy bien que sentar a María en su plató o que ésta conceda una entrevista aunque sea telemática es algo que puede hacer mucho daño a María Teresa.

Viendo algunas palabras de Jorge Javier Vázquez o de Mila Ximénez estos últimos días en el plató de Sálvame, parece que la reconciliación entre las dos partes es imposible. “No es la primera vez que me maltrata en un plató. Ya no voy a volver a sentarme con ella. Quiero pensar que no es mala persona, pero no encuentro argumentos que me demuestren lo contrario”, apuntaba el de Badalona.

Por su parte, Mila, como siempre, tampoco se mordía la lengua: “Hay algo que me removió y es que dijeras ‘no voy a consentir que nadie diga nada malo de Edmundo’. A mí no me tienes que consentir nada. Has llegado a un punto con Edmundo que no te beneficia en absoluto. Te vi insegura. Por respeto a ti misma, cuando aplaudes a Edmundo, te haces un flaco favor. Mira, a los 60, a los 70, a los 80 y a los 20, hay algo que no podemos olvidar: nuestra propia dignidad”.

Ojo porque, si Sábado Deluxe consigue sentar a María Silva en su plató, el lío puede ser de los gordos. Y la audiencia, como bien sabe y desea Vasile, histórica.