Marta López exprime el montaje con Efrén Reyero: facturación récord

Marta López escucha atentamente el polígrafo de Efrén Reyero y no entiende muchas cosas. Se siente muy dolida y tiene vergüenza

Fotografía: Marta López exprime el montaje con Efrén Reyero: facturación récord
Fotografía: Marta López exprime el montaje con Efrén Reyero: facturación récord

Destapado. Marta López y Efrén Reyero en el punto de mira. El ex tronista se sentó en el ‘Deluxe’ para someterse a un polígrafo tras los rumores sobre sus verdaderas intenciones con su actual pareja. Algunas testigos contaron a ‘Sálvame’ que Efrén solo estaba con Marta para volver a la televisión. Había visto la oportunidad de oro. Kiko Hernández creía que estas informaciones eran totalmente ciertas, lo que provocó el enfado de su amiga.

A Marta López no le estaba gustando la entrevista ni los temas que iban surgiendo por el camino. Se ha mostrado bastante molesta con su novio y ha acabado discutiendo con él delante de sus compañeros. Durante el polígrafo han surgido temas paralelos que Marta desconocía. Por ejemplo, no entiende como Efrén hizo firmar a una chica un documento con diez cláusulas sobre su relación.

El andaluz ha explicado que fue una broma durante una noche de copas, pero la ex de Alfonso Merlos no ocultaba su vergüenza ajena al escuchar a su chico. «Me descojono, me da vergüencita», le ha confesado a Jorge Javier Vázquez.

Fotografía: Marta López exprime el montaje con Efrén Reyero: facturación récord

Ha sido una de las preguntas más comprometidas la que ha hecho estallar a Marta. En el polígrafo le preguntaban si alguna vez había tenido sexo con una mujer a cambio de dinero. Él contestó que no, pero si en algún momento tenía graves apuros económicos no le importaría. «Si me hace falta el dinero en casa lo haría, soy sincero», ha respondido.

Marta López no ha tardado en recriminárselo.  «Ese comentario que te hubieras acostado con tías con dinero no me ha gustado. No me gusta que la persona con la que estoy diga eso». «Cariño, he dicho que si me hiciese falta, mucha falta», le ha explicado nervioso. Pero Marta, bastante alterada, no estaba dispuesta a pasar por el aro: «No me gustaría estar con una persona que se vende por dinero, a mí me ha hecho falta el dinero y me he puesto a fregar».