Kiko Rivera

Las fotos que alertan a Sálvame: amigo famoso de Kiko Rivera en un estado muy preocupante

stop

Sorpresa inesperada

14 de julio de 2020 (19:19 CET)

En Sálvame han encendido las alarmas porque una personalidad cercana a Kiko Rivera ha cambiado su estilo de vida, pero no para bien. El estado actual de Antonio Tejado es para preocuparse, pues no se sabe hasta dónde podría llegar.

Hace un tiempo, Antonio Tejado dio un paso muy importante para superar su mayor problema, la adicción a las drogas. El sevillano decidió aceptarlo públicamente, pero esto no fue todo, pues, para tratarse, prefirió estar alejado de los reflectores y dedicarse a pleno a lo que sería su tratamiento de limpieza. ¿Habrá sido la mejor decisión?

Antonio Tejado en GH DÚO

De esta manera, meses después, todo parecía marchar realmente bien, ya que, para despejar la mente, se le pudo ver en redes haciendo mucho deporte, particularmente boxeo, disciplina que le ayudó a drenar muchas emociones negativas contenidas. Una actividad que terminó siendo terapéutica.

Mientras su condición física iba en aumento y se notaba a lo lejos, un mal indicio ha llegado desde sus redes sociales, demostrando que los días de fiestas alocadas regresaron y que existe una adicción renovada.

Antonio Tejado cambia de vicio

Antonio Tejado GH DUO

Para Tejado, el tema de las drogas parece superado, pero, sin tener total conciencia de que estaba cometiendo un grave error, optó por un nuevo vicio, ya que se mostró en una fiesta con amigos y en presencia de bebidas alcohólicas. Resulta absolutamente contraproducente el hecho de estar en tratamiento y utilizar estas prácticas.

La televisión cada vez está más lejos de los planes que tiene Antonio Tejado, quien, en lugar de aprovechar la tranquilidad alejada del plató para sanarse, sigue dando golpes con el primer obstáculo que se presente en su aleatorio camino.

Su renovado grupo de amigos no parece ser la mejor influencia para sacarlo de un círculo vicioso que será complicado de superar en solitario. En Sálvame la primera vez todos quedaron con enorme preocupación sobre su futuro, pero, ahora, su amigo y también sevillano, Kiko Rivera, se siente de brazos cruzados. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad