La vuelta de Shaila Dúrcal a España: sin dinero y con graves problemas familiares

Shaila Dúrcal regresa a España y se instalará en la finca de sus padres en Torrelodones. La cantante podría pasar por graves problemas económicos y familiares

Fotografía: La vuelta de Shaila Dúrcal a España: sin dinero y con graves problemas familiares
Fotografía: La vuelta de Shaila Dúrcal a España: sin dinero y con graves problemas familiares

Shaila Dúrcal vivió un 2019 complicado tras su grave accidente y este 2020 no se presenta como el mejor de su vida. La cantante regresa a España para quedarse después de vivir durante 20 años en México. La artista se alojará en el chalet de Torrelodones que era propiedad de su madre, Rocío Dúrcal. Allí vivirá con su marido y la hija de éste.

Fotografía: La vuelta de Shaila Dúrcal a España: sin dinero y con graves problemas familiares

Según cuentan a Informalia fuentes cercanas a la familia, Shaila está pasando por un momento económico muy delicado, puesto que en México apenas tenía ingresos y sí muchos gastos. Para tratar de arreglar su economía, ha decidido volver a España e instalarse en la casa que heredaron sus hermanos de sus padres.

Ella misma ha confirmado en las últimas horas que «la base por ahora va a ser España, cerca de mi familia, de mi gente». Como muchos otros artistas, Shaila se ha visto tocada por la actual crisis sanitaria. El sector de la cultura es uno de los más damnificados. Desde que se decretó el estado de alarma no ha dado ningún concierto. Ni disco, ni eventos, ni giras.

Pero además, según informan a Informalia, también tiene problemas familiares. Ha perdido todo contacto con su hermana Carmen Morales. Su relación es nula. Sin embargo, si mantiene relación con su otro hermano, Antonio Morales. Éste tampoco mantiene contacto con Carmen.

El enfado de los hermanos se debe a los problemas con la herencia. Tras la muerte de Rocío en 2006 empezó la guerra familiar. Se pelearon con su propio padre y le llevaron a juicio. Peor fue cuando éste murió. Junior dejaba una gran herencia. Varios locales en Madrid, dos solares en Marbella, la casa familiar de Torrelodones, cuya finca rozaba los 10.000 metros cuadrados y es considerada la joya de la corona de la herencia, y alguna otra propiedad en el extranjero. El reparto de estos bienes sería el gran problema entre los hermanos.

Publicidad