Ex mujer de un ‘Vigilante de la playa’ rebusca en la basura por Los Ángeles

Periodistas del medio The Sun encuentran a Lonni Willison, modelo fitness viviendo en la calle empujando un carrito con todas sus pertenencias

Lonni Willison
Lonni Willison

Un día estás arriba y otros día estás abajo. Es lo que les pasa a muchos intérpretes, especialmente en Estados Unidos. Ganan grandes cantidades de dinero en su época de gloria, pero poco tardan en gastarlo sin pensar en lo que pueda pasar en el futuro. Por este motivo en algunas ocasiones nos encontramos con actores y actrices totalmente destrozados, con el rostro desaliñado e incluso viviendo en la calle.

Loni Willison se hizo muy conocida por sus fotografías de fitness, una de las modelos más conocidas internacionalmente. Además, también se hizo popular por su relación con uno de los integrantes de la mítica serie ‘Los vigilantes de la playa’. Gracias a su participación consiguió un gran éxito y durante años protagonizó numerosas entrevistas y portadas de revista. Era muy cotizada y su teléfono no dejaba de sonar, pero después de esto no queda absolutamente nada. Ahora es una vagabunda. Se la ha podido ver caminando por Los Ángeles empujando un carrito donde guarda todas sus pertenencias.

Fotografía: Ex mujer de un ‘Vigilante de la playa’ rebusca en la basura por Los Ángeles

Modelo, deportista y exesposa del actor Jeremy Jackson, Willson fue vista por periodistas de The Sun en una calle de Los Angeles. “No tengo teléfono móvil. Tengo comida y tengo sitio donde dormir”, les dijo la modelo que ahora tiene 37 años. También declaró que no habla con su exmarido y rechazó cualquier tipo ayuda.

En 2018 se cuenta que sus amigos más cercanos intentaron que ingresase en un centro de rehabilitación. Loni luchaba contra su adicción a las drogas y al alcohol, arrastraba problemas mentales y no era la primera vez que vivía en la calle.

Su relación con Jeremy tuvo bastante controversia. Tuvieron serios problemas, en una ocasión acusó al actor de maltrato. En 2016 Loni tuvo un colapso mental y perdió su trabajo de asistenta en un centro médico en Los Ángeles, su apartamento y coche, por lo que terminó en la calle.

Loni se mueve por las zonas más exclusivas de Los Ángeles. “Tengo dinero. Hay comida en los contenedores y cerca de las tiendas. Hay mucha aquí”.