El trastorno que Jorge Javier Vázquez no sabe si sufre: “¿Me está pasando a mí?”

Jorge Javier Vázquez será el nuevo invitado de Susi Caramelo en su programa de Movistar para hablar de Pibonexia

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez

Jorge Javier Vázquez podría ser el próximo invitado del sexo capítulo de Susi Caramelo en Movistar. Ella misma le llamó personalmente para invitarla al primer congreso de pibonexia. El catalán se quedó extrañado ya que entendió vigorexia. Lo que no sabía es que se refería a otro término del que no tenía ni idea. El trastorno pibonexia. Esta enfermedad la sufren aquellas personas que creen que están más buenas de lo que realmente son.

Fotografía: El trastorno que Jorge Javier Vázquez no sabe si sufre: “¿Me está pasando a mí?”

Jorge Javier Vázquez se planteó si eso realmente le sucede a él. «¿Me pasa a mí? En un principio, pensé que sí y ahora ya, después de meditarlo mucho, creo que no. Voy a intentar explicarme. Si tu físico te produce inseguridad y trabajas en televisión de una manera tan continuada como la mía, la relación con el espejo es muy complicada. Fundamentalmente porque siempre te vas a ver mal. Y porque tu estado anímico se refleja también en el físico. Hay temporadas que no tienes ganas de nada y te dejas, y eso se traduce en mala cara, kilos de más, apatía generalizada. Cuando veo imágenes de archivo mías, sé perfectamente cómo estaba anímicamente. O me puedo hacer una idea bastante aproximada», piensa.

Con los años aceptas lo que ves, revela Jorge. «Aceptas lo que ves, te conoces mejor y aprendes a sacarte partido. Ya no te fustigas por lo que antes te parecía insalvable y empiezas a quererte y a cuidarte más. Otra cosa: el tiempo es una gran ventaja para los que no hemos sido guapos de manual porque se nos exige menos. La gente es más cruel examinando el paso de los años de los guapos que de los del montón. A los primeros parece que se les pasa factura –o se les cobra la envida sufrida– y una arruga en el rostro se eleva a ruina y destrucción. Los del montón, sin embargo, ganamos con los años y nos convertimos en interesantes. Y luego está el hecho de que hay gente muy mona que se fija en nosotros porque salimos por la tele, así que es fácil tener una realidad distorsionada de ti mismo hasta que cumples muchos años. No, no sufro de pibonexia. Lo mío es una realidad: tengo unos 50 espléndidos. Y esto no hay quien lo pare, Susi Caramelo«.