El colegio de los hijos de Shakira y Piqué en Barcelona: coste anual sólo para muy ricos

El centro educativo sólo para los muy ricos al que acuden Milan y Sasha, los hijos de la pareja formada por Shakira y Gerard Piqué

Shakira y Piqué
Shakira y Piqué

No es ningún secreto que Shakira y Piqué forman una de las parejas más ricas del momento. Tampoco lo es que, como era de esperar, sus hijos, Milan y Sasha, acudan a uno de los colegios más prestigiosos y reconocidos de Barcelona, el American School of Barcelona.

Un centro sólo para ricos si tenemos en cuenta los costes que implican la educación allí. Y es que, según anuncia la web del centro, el coste de cada curso es de 21.000 euros a los que se le debe sumar otros 6.000 € de depósito así como otros 250 euros de la inscripción.

En total, 27.000 euros por curso y por niño, lo que se traduce en que la cantante colombiana y el futbolista del Barça pagan 54.000 euros al año para que estudien Milan y Sasha. Una cantidad que, evidentemente, no es que esté al alcance de todos los bolsillos.

Piqué, Shakira y la vuelta al cole

Eso sí, por mucho que sea uno de los centros más VIP de Barcelona, cómo todos, no se libra de las medidas de seguridad contra el coronavirus. Y es que el virus no entiende precisamente de diferencias económicas.

El mejor ejemplo de ello es el hecho de que el colegio Santa María de los Rosales, en Madrid, donde estudian la princesa Leonor y la infanta Sofía, cerró a los pocos días de iniciar el curso escolar por un caso de coronavirus.

En el caso del centro donde acuden los hijos de Shakira y Piqué, evidentemente se vana a tomar todas las medidas necesarias para que no suceda, pero, como ya les han hecho saber a ellos así como al resto de padres, es posible que, si es necesario, vuelvan a la dinámica de clases vía online como ya hicieron durante el pasado invierno.

De momento, como el resto de familias, Piqué y Shakira esperan y desean que el curso inicie de la mejor manera posible tras unos últimos meses en los que la situación para la educación de Milan y Sasha no es que haya sido precisamente la mejor.