Bertín Osborne tiene los días contados en Telecinco

Bertín Osborne podría quedarse sin 'Mi casa es la tuya' en Telecinco tras los malos datos de audiencia cosechados por el programa en su enfrentamiento con 'La Voz'

Fotografía: Bertín Osborne tiene los días contados en Telecinco
Fotografía: Bertín Osborne tiene los días contados en Telecinco

Bertín Osborne empezaba el nuevo curso televisivo con las pilas cargadas. Tras una ausencia de varios meses, Telecinco daba una enésima oportunidad a ‘Mi casa es la tuya’. En su novena temporada el programa de entrevistas denotó un especial desinterés por parte de la audiencia. Productora y cadena decidieron grabar una nueva tanda de capítulos con algunas novedades, como por ejemplo viajar a la ciudad más importante para el entrevistado o entrevistada. El formato empezó con buen pie hasta la llegada de ‘La Voz’.

Jesús Vázquez y Lydia Lozano nunca se habían sentado con el presentador. Es más, nunca habían concedido una entrevista tan cercana y reveladora. Ambos anotaron muy buenos datos de audiencia. Después fue el turno de Miguel Ángel Revilla y Albert Rivera, los dos repitieron en el formato y eso cansa a los espectadores. Pero no solo eso, ambos se enfrentaron al talent show de Antena 3 que llega con su segunda temporada arrasando.

Fotografía: Bertín Osborne tiene los días contados en Telecinco

Albert Rivera ya no es una persona interesante. Desde que se retiró de la política ni tan siquiera se acuerdan de su nombre, ahora es más visto como el novio de Malú. Y es que eso fue lo más interesante de toda la entrevista. Los espectadores estaban hartos del lavado de imagen y la venta de su libro. El ex político anota el peor dato de la temporada con creces. Se conforma con un pobre 11,3% de cuota de pantalla. Solo 1,5 millones de espectadores le siguieron.

Por suerte Bertín Osborne tiene en la recámara el programa de Canal Sur que acaba de estrenar hace dos semanas. Si estos datos continúan con las últimas entregas que quedan por emitir, Mediaset cancelaría de una vez por todas el programa de entrevistas. Justo habría esperado al momento en que Bertín terminaría su contrato con el grupo de comunicación y quedaría totalmente libre.