Adara Molinero muestras las cicatrices de su última operación de estética

Adara Molinero está viviendo un postoperatorio complicado después de haberse quitado las prótesis para volver a tener su tamaño original de pecho

Fotografía: Adara Molinero muestras las cicatrices de su última operación de estética
Fotografía: Adara Molinero muestras las cicatrices de su última operación de estética

Adara Molinero preocupó a sus seguidores estos últimos días. Estaba muy misteriosa y no quería revelar bajo ningún concepto que iba a suceder en su vida. El pasado miércoles de camino al quirófano narró que iba a terminar con uno de sus mayores problemas. No estaba satisfecha con una de las operaciones estéticas a las que se sometió hace unos años, en concreto al aumento de pecho. Se sentía incómoda y le dolía. Por este motivo quería quitarse tamaño y dejárselas como antes. Para ello tuvo que pasar de nuevo por quirófano.

«Desde hace tiempo siento muchísimos dolores, me molestan las prótesis, me duele cuando me tumbo y me pongo de lado, la prótesis se me va hacia el lateral…”, contaba sobre lo mal que lo estaba pasando.

Han pasado cinco días de la operación y el postoperatorio parece más complicado de lo que ella creía. No puede hacer nada por ella misma, ni tan siquiera ducharse. En estos momentos está arropada por su madre y su novio, Rodri Fuertes.

Actualmente Adara Molinero se encuentra en casa. Algo más recuperado ha mostrado a sus seguidores el tamaño real de su pecho y nada tiene que ver con el que tenía hasta hace unos días.

Fotografía: Adara Molinero muestras las cicatrices de su última operación de estética

«Me lo voy a dejar muchísimo más pequeño porque quiero comodidad«, confesaba hace unos días. ¡Dicho y hecho! «Han quedado muy pequeñitas», escribía junto a una imagen en la que es evidente el cambio entre el antes y el después. Parece que ahora sí está encantada con el resultado.