3 millones de euros: la jugada que dejó a Kiko Rivera con la soga al cuello

La operación millonaria de Isabel Pantoja que dejó a su hijo Kiko Rivera en una situación muy delicada

Isabel Pantoja con Kiko Rivera
Isabel Pantoja con Kiko Rivera

Mucho se está hablando en los últimos días de Kiko Rivera y de Isabel Pantoja. Y mucho se va a hablar. Entre otras cosas porque, casi veinte años más tarde, una operación de la tonadillera ha dejado ahora a su hijo Kiko Rivera con la soga al cuello.

No ha sido otra que Maite Zaldívar, la ex de Julián Muñoz, ex a su vez de Isabel Pantoja, la que a destapado una jugada que le hizo Isabel a su hijo Kiko cuando este apenas acababa de cumplir 18 años.

La jugada de Isabel Pantoja a Kiko Rivera

Ha sido en una conversación telefónica con la periodista Ángela Portero donde Maite ha asegurado que “No me extraña que su hijo haya abierto los ojos. Siempre dije que Pantoja no era la madraza que decía ser. ¡Lo que estará pasando y habrá pasado un hijo para hablar así de su madre!”.

Fotografía: 3 millones de euros: la jugada que dejó a Kiko Rivera con la soga al cuello

Y ha ido más allá: “Yo sé muy bien cómo se realizó aquella operación en una notaría de Cádiz. En el balcón de la notaría, vestido de blanco y fumando, estaba Julián Muñoz”. Unas palabras en las que Maite habla del día en el que Isabel acompañó a su hijo a que firmara en una notaría como aval para un crédito hipotecario de Cantora valorado en casi 3 millones, concretamente 2.7 millones de euros.

Pantoja, que en esos momentos mantenía una relación sentimental con Muñoz, necesitaba de la firma de su hijo, que tenía el 49 por ciento de la finca Cantora, comprada por su padre Paquirri hace ya muchos años.

Pero tenía que esperar a que Kiko cumpliera los 18 años. Una vez lo hizo, Rivera siguió los consejos de su madre y firmó un aval que, desde luego, no es que haya jugado a su favor.

Un crédito hipotecario que sigue generando muchos problemas a Kiko y que, cómo no, ha puesto, de nuevo, a Isabel Pantoja en el punto de mira por las formas con las que lo logró.

Por su parte, Zaldívar no ha dudado en volver a darle un buen palo a su archienemiga Pantoja: “Esto nos da la razón a los que desde hace casi veinte años ya habíamos retratado fidedignamente a Isabel Pantoja: su prepotencia, su ambición desmedida y los escasos afectos verdaderos de esa mujer”, le cuenta a Portero en la conversación que la periodista ha plasmado en La Razón.