Zak Brown tiene un plan para echar a Fernando Alonso de McLaren  

stop

El recién llegado corta cabezas en Woking

El plan de McLaren para poner a Fernando Alonso en la puerta de salida | EFE

08 de febrero de 2017 (21:25 CET)

Nadie es imprescindible. Si algo ha quedado claro en los últimos meses en McLaren-Honda es que nadie es estrictamente necesario.

A la marcha de Ron Dennis le han acompañado otras bajas importantes. Mientras que Jenson Button colgó el volante a final de temporada, dejando el asiento a Stoffel Vandoorne, dos directivos más han saltado.

Y es que al parecer Zak Brown no está a gusto con lo que se ha encontrado al aterrizar en Woking y quiere hacer cambios. Ron Dennis, Jost Capito y David Redding. Tres pesos pesados que han marchado por la puerta de atrás.

Estas últimas decisiones han sido tomadas como una declaración de intenciones dentro del propio equipo.

En menos de una semana, la directiva de Brown ha puesto en la puerta de salida a dos de las ocho fichas del equipo de Dennis. Un aviso a navegantes.

Alerta a Alonso

Con este baile de asientos, Brown ha demostrado, una vez más, que llega a McLaren con la intención de cambiar lo que desee.

En este caso, es inevitable que Fernando Alonso pueda estar considerado en jaque. Aunque la escudería confirme que es su piloto titular y estrella, la realidad es que desde la marca británica no se ha defendido la continuidad del asturiano como lo han hecho los nipones.

Por ello, la presión sobre el Nano está más que sembrada. Este 2017 abre un nuevo escenario que pone contra las cuerdas al ovetense. Si Vandoorne consigue éxitos mejores que Alonso, las tornas podrían cambiar.

Un nuevo reto para el piloto español

Por el momento, Lewis Hamilton ha sido el único compañero de Alonso que le ha superado sobre el asfalto. Nadie más lo ha hecho. Ahora bien, si Stoffel diera la campanada muchas cosas cambiarían.

Todo parece apuntar a que los británicos centrarán sus esfuerzos en el joven; Brown preferiría prescindir de un elevadísimo sueldo como es el de Fernando.

En este caso, la carambola es clara: si Vandoorne supera al bicampeón, otro gallo cantaría. En McLaren quieren argumentos para poder dar salida al asturiano. Quieren demostrar que el sueldo es desorbitado. Quieren prescindir de él.

Alonso, por su parte, volverá a poner toda la carne en el asador. Si alguien puede hacer milagros con un proyecto que hace aguas, éste es Fernando. Nuevo reto por delante.