Zak Brown destripa a Fernando Alonso por pesetero

stop

Los primeros roces entre el nuevo capo de McLaren y el asturiano no se hacen esperar

El cambio radical del nuevo MP4-32 de Fernando Alonso | McLaren

16 de enero de 2017 (21:07 CET)

Las mata callando. Así ha irrumpido el nuevo capo de McLaren en la escudería británica. Con medias verdades y puñaladas por la espalda.

El mensaje que mandó recientemente Zak Brown podría montar un cisma en el equipo de Woking. Sus declaraciones dejan incógnitas muy peligrosas.

El principal afectado por las palabras de Brown no es otro que Fernando Alonso. Habrá que ver si se retracta o si, por el contrario, el nuevo director ejecutivo del grupo las sostiene.

Dardo envenenado

Lo que ha dicho tiene miga. Sin afirmarlo claramente y con rotundidad, sino de refilón, el nuevo jefazo de McLaren viene a decir que Alonso es un pesetero.

Entre medias de un sinfín de elogios y halagos, Brown camufló este dardo envenenado: "Su contrato es alto y, como se puede imaginar, sus exigencias son altas".

Una vez más se confirman las informaciones que durante tanto tiempo ha dado Diario Gol sobre el problema real que supone el elevado sueldo de Alonso en McLaren-Honda.

Problema de dinero

El piloto asturiano cobra 36 millones de euros y tan solo el tres veces campeón del mundo Lewis Hamilton se le acerca en la escala de salarios de la Fórmula 1.

Pese a todo, Brown defendió la continuidad de Alonso en el proyecto con distintas afirmaciones y opiniones en forma de peloteo.

"Obviamente, nos encantaría que siguiera. Es uno de los mejores pilotos en la pista, si no el mejor. Veremos cómo se desarrollan las cosas y comenzar las conversaciones cuando se hayan disputado unas pocas carreras", lanzó.

Negociación a dos bandas

En este punto, y otra vez de forma sibilina, Brown daba a entender que las partes hablarán más adelante. Y que la renovación es cosa de dos, no de uno.

Recientemente, Diario Gol también advirtió los planes de Alonso en este sentido: esperar a verano para tomar una decisión sobre su futuro.

Alonso estará pendiente del rendimiento del nuevo McLaren MP4-32. Y en función de sus sensaciones, decidirá si sigue en el proyecto o no.

Lo que Brown le viene a decir es que, aunque el propio Alonso quiera seguir, desde Woking también tendrán que decidir si lo siguen queriendo en el equipo

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad