Yamaha y Valentino Rossi cocinan la venganza a Jorge Lorenzo

stop

El piloto balear asume que le esperan unos meses muy difíciles en su actual equipo tras anunciarse su fichaje por Ducati

Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, en la presentación de la Yamaha M1

19 de abril de 2016 (17:21 CET)

Jorge Lorenzo deberá competir en 2016 contra muchos rivales. El más visible es Marc Márquez, actual líder del Mundial de MotoGP, pero posiblemente no será su mayor preocupación. Mucho más difícil será la convivencia del piloto balear con Valentino Rossi en Yamaha, sobre todo tras hacerse oficial que la próxima temporada correrá para Ducati. En el equipo japonés ya cocinan su particular venganza. Por supuesto, con el apoyo del heptacampeón del mundo.

La salida de Lorenzo de Yamaha estaba prácticamente cantada cuando el equipo anunció la renovación de Valentino Rossi por dos temporadas. El motivo es obvio: la relación entre el piloto italiano y el actual campeón del mundo es muy tensa, y Lorenzo estaba harto del favoritismo de su compañero.

El comunicado y la realidad

Yamaha, oficialmente, anunció a través de un comunicado que continuara apoyando a Lorenzo "para que pueda ganar este año su cuarto título mundial de MotoGP". Asimismo, le deseaba "toda la suerte del mundo en su próximo equipo". También comunicaba que próximamente anunciará el nombre de su sustituto en el equipo.

La realidad es otra. Y menos gratificante para Lorenzo. Yamaha priorizará la victoria final de Rossi, que cuenta con espías en el equipo que le informan de todas las mejoras que introduce Lorenzo en su moto. Sólo en el caso de que el italiano quede muy descolgado de Márquez, Yamaha hará todo lo posible para que gane el español.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad