Yamaha tapa un problema de Valentino Rossi (y Marc Márquez tira de la manta)

stop

El catalán majea una información crucial

Valentino Rossi maneja una información vital sobre Jorge Lorenzo  | EFE

29 de marzo de 2017 (12:04 CET)

Brutal. La carrera protagonizada por Valentino Rossi en el Circuito de Losail dejó a la mayoría con la boca abierta –con permiso de Maverick Viñales-.

Nadie confiaba en el de Urbino antes de la carrera, pero Il dottore volvió a dar una exhibición de pilotaje. Rossi terminó tercero y poco le faltó para hacerse con alguno de los primeros puestos de la cabeza.

Pero no todo es un camino de rosas en Yamaha. Marc Márquez maneja una información crucial que en la escudería japonesa prefieren mantener silenciada.

Problema irreversible

El heptacampeón pronto pasará a ser una leyenda. Los años no pasan en balde para nadie y tampoco para Valentino. Cada Gran Premio es un paso más hacia el final de su carrera. El de Urbino cumplió 38 años el pasado febrero y, como a la mayoría, empieza a acusarle la edad.

El buen resultado en el GP de Qatar calmó los ánimos respecto a este asunto, pero los nipones saben que irá a menos a medida que avance la competición. También lo sabe Márquez.

Ya en los test se vieron indicios del inicio del declive del piloto del equipo nipón. Concretamente, el italiano no pudo terminar los test de Phillip Island debido al cansancio. El mismo director de Yamaha, Massimo Meregalli, lo reconoció en el portal GPOne.

El nuevo rival de Rossi

"Estaba cansado. Más que nada. Trabajó en varias configuraciones para conservar la vida del neumático trasero y al final cedió. Se resintió por la edad", explicó el dirigente. El responsable de la escudería japonesa no quiso alarmar entonces al entorno y a sus seguidores: "No nos preocupa, simplemente probó muchas cosas y estaba cansado físicamente".

Además, en Sepang, Melborune y Losail las cosas tampoco fueron como esperaba. Rossi rodó muy lejos de las expectativas y fue una constante que su compañero de equipo le pasara por delante. No fue fruto de la casualidad. El problema no es nuevo.

En Yamaha sabían que el declive del piloto tarde o temprano llegaría y él motorista también. Esperan retrasar el momento con resultados como el del pasado fin de semana. Pero el tiempo no engaña, y el transcurso del Mundial señalará el momento que atraviesa Valentino