Yamaha prepara una moto más radical para Valentino Rossi 

stop

El equipo japonés ultima un cambio revolucionario que condicionará el Mundial de 2017

El plan de Valentino Rossi para cuando deje Yamaha | EFE

19 de octubre de 2016 (12:01 CET)

Yamaha prepara grandes cambios. Sentenciado el Mundial de MotoGP de 2016 a favor de Marc Márquez, el equipo japonés asume su cuota de culpa y admite que no pudo evolucionar el motor de las motos de Valentino Rossi y Jorge Lorenzo desde el Gran Premio de Italia (sexta carrera). En 2017, Yamaha tendrá una moto radical. Ganadora.

La televisión de pago Sky aseguró, hace una semana, que Yamaha preparaba "una moto radical, revolucionaria". En su información, la cadena citó a Massimo Meregalli, desatándose un gran escándalo en Italia por dicha filtración.

Valentino Rossi, que suspira por ganar su décimo campeonato en 2017, espera noticias. De momento, está inquieto. Le han prometido que tendrá una moto muy competitiva, pero sigue a la espera de noticias. "Seguramente vamos con algo de retraso", comentó el piloto italiano, preocupado porque Honda ya ha hecho dos jornadas de entrenamientos con la montura de la próxima temporada y Jorge Lorenzo podrá probar su nueva Ducati en los test de Cheste (15 y 16 de noviembre).

Altas expectativas

De la nueva Yamaha poco se sabe. Las expectativas son muy altas y Rossi se toma con filosofía y buen humor la espera. "Cuando pregunto por la moto de 2017, sólo se ríen. Todos se ríen y esto me da esperanzas. Normalmente, la moto sufre una evolución año tras año. Supongo que el cambio será más grande ahora y la moto será especial, más diferente", recalca el Doctor.

En Yamaha piden calma. No tienen prisa. Quieren construir una moto ganadora que sea del agrado de Rossi y Maverick Viñales, sustituto de Lorenzo en 2017. Algunas fuentes aseguran que será mucho más potente y que sacrificarán el chasis. La espera revolución está en marcha.