Yamaha prepara un pelotazo para la moto de 2017 de Valentino Rossi  

stop

El cambio más radical del equipo para la próxima temporada

GP Motorland Aragón | EFE

01 de noviembre de 2016 (16:02 CET)

A levantar cabeza. Yamaha está a punto de cerrar un año que no ha sido para tirar cohetes. La marca azul parecía apuntar a lo más alto al inicio de temporada con una moto considerablemente superior al resto. Sin embargo, ni Valentino Rossi y Jorge Lorenzo tuvieron fortuna en el primer tramo de curso, por lo que cuando quisieron subir una marcha más, el colchón de Marc Márquez era importante. Paralelamente, Honda ha acabado satisfecha, ya que además de contar con un piloto que ha aprovechado a la perfección los errores de sus principales rivales, el equipo naranja ha mejorado su moto a marchas forzadas.

No bajan los brazos. Yamaha parece dejar atrás el chasco recogido y ya trabaja con vistas a 2017. La escudería puede lograr ser campeona en la clasificación por equipo, pero sin embargo, sus pilotos rápidamente se quedaron sin opciones para llevarse el título.

Con la marcha de Lorenzo a Ducati, la marca azul trabaja por y para Rossi. Il dottore sabe que la edad le empieza a pesar, por lo que si quiere retirarse con diez títulos bajo el brazo, deberá empujar fuerte la próxima temporada. Las opciones se van agotando para ganar la décima.

Quiere ir a por la décima

Ante esta situación, parece ser que Yamaha prepara un cambio radical para su moto de cara a la próxima campaña. Y es que como ya adelantó Diario Gol, la televisión Sky aseguró que Yamaha preparaba "una moto radical, revolucionaria". Aun así, de los cambios poco se sabe. Las expectativas son muy altas y el nueve veces campeón de mundo de MotoGP se toma con filosofía la espera: "Cuando pregunto por la moto de 2017, sólo se ríen. Todos se ríen y esto me da esperanzas. Normalmente, la moto sufre una evolución año tras año. Supongo que el cambio será más grande ahora y la moto será especial, más diferente", desveló Valentino.

Sin embargo, la incertidumbre y la duda siguen sobre la mesa. A Rossi le han prometido que tendrá una moto muy competitiva, pero sigue a la espera de noticias. "Seguramente vamos con algo de retraso", reconoció el italiano. Aun así, Yamaha trabajará a destajo, ya que no quiere volver a pasar el mal trago vivido esta temporada. Marc Márquez les ha dejado en evidencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad