Yamaha llama a Ducati para advertir sobre Jorge Lorenzo

stop

La guerra entre los dos equipos de MotoGP está servida

Jorge Lorenzo busca el truco para dominar la Ducati | EFE

17 de noviembre de 2016 (21:57 CET)

Llamadas incómodas en MotoGP. Terminó el Mundial y comenzaron las tandas de entrenamientos preparatorias para la próxima temporada. La tensión se palpa en el paddock.

Jorge Lorenzo aparece en el circuito de Cheste (Valencia) disfrazado de jinete negro. Con un aire entre siniestro e intimidatorio, pero con estilo, el mallorquín se estrenó con la Ducati.

A lomos de una moto completamente negra, embutido en un mono también como el tizón, aunque decorado con algunas rayas rojas y con la visibilidad de apenas cuatro o cinco marcas, Lorenzo armó el primer follón de un año que aún no ha comenzado.

El escudo de la discordia

El piloto balear empezó a rodar con el escudo de Ducati en el guardabarros delantero. Lin Jarvis, jefe de Yamaha, se quejó el mismo miércoles de esta situación. No formaba parte del acuerdo.

El pacto entre las dos escuderías es de que Lorenzo se puede estrenar con la Ducati pese a tener contrato con Yamaha hasta el 31 de diciembre. Pero con condiciones.

Entre esas condiciones estaba la obligatoriedad de que el mallorquín no vistiese ninguna enseña pulicitaria de Ducati. Aún suerte que pudo dar visibilidad a marcas como Alpinestars, Monster, Shark o Zopo, sponsors personales suyos.

Que empiece el baile

Problema resuelto. En Ducati, muy pícaros ellos, reconocieron el error y de cara a la tanda del jueves ya no había escudo en el guardabarros. Pero el mosqueo de Yamaha resonó por todo el paddock.

Esta pequeña bronca amenaza con ser una constante durante el próximo curso, en que Lorenzo será rival de la que fue su casa durante nueve años.

Y en frente tendrá a Valentino Rossi. Su peor enemigo sobre el asfalto. Que empiece el baile. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad